Gloria Mestre fue la mejor bailarina de ballet en México desde mediados de los cuarenta, la mejor en la danza moderna, actriz en teatro, cine y televisión, bailarina de cabaret, cantante, esposa, madre, abuela, bisabuela y maestra.

Senderos de Gloria es su autobiografía, coedición del Conaculta y el gobierno de Tabasco, como un homenaje a la trayectoria de Gloria Mestre, “una mujer apasionada�, como la define Urtusástegui, de quien afirma que puede servir de ejemplo a muchos mexicanos, por “su valor, su desprecio por el miedo. Nunca tuvo miedo a enfrentarse a nuevas situaciones, a ingresar a un ballet extranjero, a entrevistarse con mandatarios de varios países, a pelear por lo que considera justo, a probar en nuevas áreas artísticas y, sobre todo, no le tuvo miedo el éxito�.

El libro está ilustrado con fotografías de su vida familiar y su trayectoria como bailarina, actriz y vedette, el libro narra su infancia feliz, pues fue una niña mimada, juguetona, alegre y querida.

Gloria Mestre recuerda con cariño y admiración a su madre, Carmen Rodríguez de Mestre, “por darme todo cuanto quise y necesité� a pesar de las limitaciones económicas; a su padre, el cirujano Manuel Mestre Ghigliazza, quien a pesar de haber sido el primer gobernador maderista en su tierra natal, Tabasco, “sólo tenía dos trajes negros con chaleco. Uno impecable para salir y otro de trabajo que no le importaba que se engrisara con el polvo al buscar algún dato en su archivo o en sus libros�.

Al inicio de su carrera asistió a clases de danza en la Academia Alma Mexicana gracias a su madre, quien descubrió sus dotes para el baile. Después en la secundaria y en la Escuela Nacional de Danza, experiencia que, dice, transformó su vida. “Al prepararse la primera temporada del Ballet de la Ciudad de México fuí seleccionada como aspirante a bailarina del coro de ballet�.

Luego de su graduación como maestra normalista, Gloria Mestre recuerda que fue en Bellas Artes donde ganó su primer sueldo a los 15 años como comparsa en la Ópera Carmen. Ahí tomó clases con Gloria Campobello, que las consideró un privilegio. Recuerda a José Clemente Orozco cuando asistía a los ensayos para dibujar bocetos, mientras Carlos Chávez dirigía la orquesta.


La trayectoria de Gloria Mestre:

En 1943, con el presidente Manuel Avila Camacho como parte del público, se presentó en Bellas Artes y empezó su ascenso y sus giras por el país. Con su esposo, José Silva, continuó su preparación en danza moderna en el Ballet de Walden, al que se integraron a pesar de la negativa de Nellie Campobello. Debutó en 1945 en el Ballet Masas Siembra, en Bellas Artes.

Después de haber sido aceptada en el Original Ballet Ruso en 1946 debutó en Bellas Artes e inició una gira por las principales ciudades de la República, que continuó en La Habana, Brasil y Estados Unidos, hasta 1947. Siguieron París y Tokio, donde se percató de su embarazo. Retornó a México, donde fundó la Academia de la Danza Mexicana, de la Asociación Nacional de Actores (ANDA). El 21 de agosto de 1947 nació su hija Glorialinda, quien años más tarde la acompañó en sus giras y se integró al trabajo como bailarina y modelo profesional.

En 1948 inició una prolífica carrera cinematográfica en México y en otros países de América y Europa, además de seguir con sus presentaciones de ballet y de danza moderna.

En la década de 1949 a 1959 incursionó con éxito en el teatro de revista en el Teatro Follies, en Garibaldi; trabajó en el cine con Tin Tan y fue pionera de la televisión en 1950 y estuvo al aire con tres programas a la semana durante diez años consecutivos.

“Luego fuimos a Dinamarca y a Holanda. Trabajamos en Estocolmo, Amsterdam y otras ciudades. Gustábamos mucho�. Residente en Europa en los años sesenta, se presentó en Roma, Nápoles, Marsella, París, Teatro della Opera San Carlo di Napoli y otros escenarios, donde también participó en diversos filmes. Posteriormente debutó en una revista musical estrenada en Québec, Canadá.

Regresó en 1960 a París, donde participó en la cinta Soir de París y luego en la película inglesa Fox hole in Cairo, cuyo estreno presenció la Reina Isabel II de Inglaterra. En México se exhibió como La espía de Rommel. Posó para un retrato al óleo con el pintor polaco Omar Jarsinsky, por disposición de la soberana, “por la dulzura, dignidad y orgullo que muestra la mujer mexicana a través de usted en una danza tehuana�.

Gloria Mestre participó también en la película italiana El príncipe Fausto y yo; trabajó de vedette estrella en Nápoles por más de un año en centros nocturnos y luego en el Casino de París y el Follies Bergére; posteriormente en el Deutschllandhallen de Berlín occidental en una compañía de casi cien artistas. También en Atenas.

Con la misma compañía viajó a Montreal. Acompañada por su hija Glorialinda se trasladó a Europa, donde se acompañaron en el trabajo; ésta última en el modelaje. En Roma filmaron Il mondo di notte. Trabajaron en el Casino de París, el Music Hall de París. y el Moulin Rouge. Ciudadana del mundo, se presentó en Beirut, Líbano y otros escenarios de Medio Oriente.

Desde 2000 y hasta la fecha ha recibido reconocimientos de la Anda, de manos de la ex primera dama Nilda Patricia Velasco de Zedillo. En España fue felicitada por Ana Botello, esposa del presidente español José María Aznar por su trayectoria artística. Actualmente vive feliz con su familia: su hija Gloria, su yerno Bernard Meder y sus nietos Alain, Sabrina, Ignacio y Petula.

2 Comentarios

  1. Encuentro este artículo muy tarde, sin embargo me gustaría agregar algo al mismo.
    Gloria Mestre fue una excelente alumna en su curso de buceo que tomó com ocelebración de sus 60 años, si no mal recuerdo. Siempre, una persona joven, alegre y animosa.
    Si la pueden contactar, por favor, pásenle mi correo.

  2. hola soy tu visnieto para comprobarte me llamo costas mi mama se llama petula tu hija se llama gloria linda pero le decimos linda yo tengo 8 años feliz dia de las madres te quiero adios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here