El calcio, participa en la coagulación, en la correcta permeabilidad de las membranas y a su vez adquiere fundamental importancia como regulador nervioso y neuromuscular, modulando la contracción muscular (incluida la frecuencia cardiaca), la absorción y secreción intestinal y la liberación de hormonas.

Este macromineral es el cuarto componente del cuerpo después del agua, las proteínas y las grasas. El calcio corporal total, se aproxima a los 1150 gramos y se concentra casi un 90% en huesos y en dientes.

El calcio está también muy vinculado a la presencia de fósforo, ya que la falta o exceso de cualquiera de estos dos macrominerales puede afectar la absorción del otro.

A su vez, la absorción del calcio se ve dificultada ante consumos de café, alcohol, falta de Vitamina D, falta de ácido clorhídrico en el estómago, falta de ejercicio y estrés, un obvio indicador de carencia de calcio es la osteoporosis.

Debido a que la vitamina D es la que ayuda a la fijación del calcio en los huesos se recomiendan los baños de sol a los bebés pues los rayos UV ayudan a la síntesis de esta vitamina.

El comer y beber muchos alimentos con calcio durante la niñez puede ayuda al «banco de huesos» del niño a almacenar calcio para más tarde en su vida. Como adultos, ese calcio almacenado ayuda a los huesos a mantenerse fuertes. Si nuestros cuerpos están constantemente eliminando más calcio que reemplazándolo, los huesos se debilitan y existe una mayor probabilidad de quebrarse. Al ingerir la cantidad recomendada de calcio, se ayuda a que los huesos se mantengan fuertes.


calcio1.gif

El NICHD (National Institute of Child Health and Human Development) recomienda leche y otros productos lácteos como las principales fuentes de calcio. Además, existe una variedad de otros alimentos que son también excelentes fuentes de calcio, los vegetales con hojas verdes, así como alimentos a los cuales se les añade calcio, son medios saludables y efectivos para obtener el calcio que necesita, el comer una gran variedad de alimentos con calcio, ayuda a asegurarse que obtiene lo que necesita a diario.

¿Qué onda con los suplementos de calcio?

Si bien la mayoría de los expertos están de acuerdo en que, siempre que sea posible, el calcio debe obtenerse de fuentes naturales en la dieta, los suplementos pueden administrarse a niños que no obtienen suficiente calcio con los alimentos que consumen a diario. Para lograr mejor absorción, no deben tomarse más de 500 miligramos de calcio en suplementos a la vez, también los suplementos son muy recomendados ya en edades avanzadas y lo mejor es ingerir alguno que contenida también vitamina D ya que es la que ayuda en la fijación de calcio.

Actividad física y huesos

Además de una dieta rica en calcio, la actividad física es también muy importante para la formación de huesos fuertes y sanos. La actividad física es una manera de comunicarle a sus huesos que necesitan ser fuertes. Igual que al hacer ejercicios sus músculos se tornan más grandes y fuertes, el ejercicio obliga a los huesos a trabajar más, lo cual ayuda a reforzar y crear mayor masa ósea. El formar mayor masa ósea es muy importante entre los niños y adolescentes porque es en esa edad que los huesos crecen más. Los estudios demuestran que pasar largos períodos de tiempo con poca o ninguna actividad física puede resultar en pérdida de la masa ósea, lo cual aumenta los riesgos de osteoporosis o fracturas de los huesos.

Actividades que someten a los huesos a peso, tal como caminar o correr, son las mejores formas de actividad física para fortalecer los huesos y hacer que trabajen más. Una actividad física que con peso es toda aquella en que sus pies y piernas tengan que cargar con vuestro peso. El impacto de ese peso sobre sus músculos le ayuda a fortalecer sus huesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here