Se iniciaron en Colima los programas Noches de ciencia y El rincón de las ciencias. Aprende jugando, en la escuela primaria Ignacio Manuel Altamirano, donde se realizará hasta el 22 de enero, con la consigna de despertar en los escolares de todos los niveles el interés por las ciencias.

Por iniciativa del gobierno estatal a través de su Secretaría de Cultura, el Rincón de las ciencias. Aprende jugando, integra experimentos diseñados para el óptimo aprendizaje de los alumnos que en el caso del primer grado comenzaron con el taller ¿Por qué flotan los barcos?

Los estudiantes de segundo año tomarán el programa de educación ambiental denominado Chipi chipi, (con el fin de comprender el fenómeno ambiental de la lluvia) y los de tercer grado tendrán acceso al experimento La importancia del oxígeno en la combustión.

Francisco López Pinto, ingeniero bioquímico, está a cargo de estos talleres que dependen de la Dirección de Ciencia y Tecnología de la Secretaría de Cultura, que además implementará para los muchachos de cuarto año el experimento La Formación del viento. Los alumnos de quinto grado en cambio, se involucrarán en la Producción y utilización del bióxido de carbono y los de sexto año, estudiarán el Método para la separación del oxígeno del agua.

López Pinto, quien ha obtenido premios a raíz de la elaboración de textos para preescolar y primaria sobre difusión de las ciencias, es ingeniero bioquímico, y en su opinión, estos talleres ayudarán a los niños a entender los cambios tecnológicos además de brindarles herramientas para que sean ellos mismos quienes realicen directamente los experimentos, y despertar así su creatividad e interés por la ciencia.

“El objetivo es acercar a los niños a la experimentación para que aclaren sus dudas en torno al planeta que habitamos, el funcionamiento de algunos inventos y su utilidad en la vida diaria�.

Rubén Pérez Anguiano, titular de Cultura, explicó que los dos programas se han aplicado en las escuelas públicas del Estado desde hace 5 años con el propósito de difundir la ciencia. “Este año se han apoyado presupuestalmente con más entusiasmo estos programas que han tenido tanto éxito en las escuelas primarias, porque han despertado mucho interés en los escolares, quienes llegan a la secundaria y a la preparatoria con más herramientas de conocimiento�.

Daniel Contreras, director de Ciencia y Tecnología de la Secretaría de Cultura, dijo que los talleres están enfocados hacia los estudiantes de educación básica (preescolar y primaria) de 800 escuelas del estado y se imparten a grupos de 40 alumnos en promedio, desde preprimaria hasta sexto grado, y se atiende a dos grupos por cada nivel.

“Con el taller el Rincón de las ciencias, los menores aprenden a conocer su entorno, a respetar la naturaleza: el cuidado del agua, de la fauna silvestre y de los bosques. Los conocimientos que adquieren en estos dos talleres son útiles cuando ingresan a la secundaria y a la preparatoria, en cuyos programas no figura la astronomía como materia de estudio�.

Contreras es veterinario con maestría en nutrición animal y doctorado en microbiología, autor de textos escolares sobre innovaciones tecnológicas y de artículos científicos; fue miembro del Sistema Nacional de Investigadores y es catedrático de la Universidad de Colima desde hace 15 años.

Por su parte, Mauricio Gay es el encargado de los talleres Noches de ciencia, que iniciaron paralelamente con niños de primer grado mediante la proyección de cápsulas interactivas del espacio llamadas Pipo. Gay es un experto en astronomía, que les da a los muchachos acceso al estudio de esta ciencia, que no figura en los planes y programas escolares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here