El estrés es un hecho de la vida. Todos, sin excepción, lo experimentamos. Aunque parezca extraño, no todo el estrés es malo. Necesitamos cierto nivel de estrés para vivir. Hans Selye, quien en los años 1930’s introdujo el término stress al campo de la salud, lo expresó con claridad: “el estrés es vida y la vida es estrés�. Éste puede ser positivo cuando nos da motivación para conseguir nuestras metas.

Sin embargo, cuando tenemos demasiado estrés o éste se presenta durante mucho tiempo, puede producir daños a nuestra salud, originando enfermedades cardiovasculares (p. e., hipertensión arterial, angina de pecho, infarto), precipitando un ataque de asma, empeorando problemas gastrointestinales (p. e., síndrome del intestino irritable, úlcera gástrica), suprimiendo nuestro sistema inmunológico y haciéndonos más vulnerables a las infecciones (p. e., resfriado común, influenza), generando ansiedad/depresión graves, etc.

No obstante que no podemos evitar el estrés por completo, sí podemos aprender a enfrentarlo más efectivamente. Existen muchas estrategias para reducir tu estrés, pero, para empezar, te presento 15 remedios simples que puedes poner en práctica sin complicarte demasiado:

1. Duerme 30 minutos más, acostándote más temprano.
2. Elimina el consumo de cafeína (café, refrescos, chocolate) o por lo menos redúcelo (p. e., una taza de café al día).
3. Solicita un masaje (p. e., shiatsu).
4. Escríbele a un amigo/a o anota tus sentimientos y pensamientos en un diario o en tu blog.
5. Lee un buen libro (mejor si es humorístico o la biografía de un personaje a quien admires).
6. Toma un largo baño caliente o acude a un spa
7. Llama a un amigo/a para ponerte al tanto de “las últimas noticias�.
8. Evita o por lo menos limita tus actividades con gente pesimista o negativa
9. Abraza a tu novio/a, esposo/a, hijos/as y amigos/as
10. Inicia un pasatiempo o hobby o haz trabajo voluntario.
11. Medita o reza.
12. Tómate libre un fin de semana, un día o, mínimo, una tarde
13. Ve una buena película, escoge una que te anime y haga reír, en lugar de deprimirte
14. Ofrécele ayuda a alguien que la necesite
15. Simplifica tu vida, elimina algunas actividades de tu agenda o delega tareas.

Estos sencillos consejos pueden ayudarte a reducir el estrés en tu vida (personal, familiar, laboral, social), aunque es imposible eliminarlo del todo, Sin embargo, puedes aprender a enfrentarlo activa y efectivamente. Tres claves para controlar el estrés son:

– Tener la capacidad adecuada para enfrentarlo. El ejercicio, la introspección, la relajación y el humor son excelentes técnicas para manejar el estrés.
– Conservar una buena red de apoyo. No descuides tus relaciones con tu familia y tus amigos, por el contrario, hazlas crecer. Apóyate en ellos para enfrentar alguna crisis o situación estresante.
РS̩ realista acerca del estr̩s. Aprende a darte cuenta de que hay cosas que simplemente no puedes controlar.

Olvídate de considerar el estrés como algo que simplemente te sucede. Mejor enfréntalo y conviértelo en energía positiva para tu vida.

No dudes en buscar ayuda profesional cuando el estrés te produzca problemas de salud física, mental, emocional y/o espiritual que significativamente interfieran con tu vida. Consulta a tu médico o a algún profesional de la salud mental.

Lectura recomendada: Soluciones saludables para manejar el estrés. Mayo Foundation for Medical Education and Research. Intersistemas, 2001.

Teléfonos del consultorio del Doctor Rodrigo Toral: 56-39-02-96, 56-39-63-85 y 044-55-22-65-06-08.
o Contacto electrónico a: rodrigotoral@hotmail.com

2 Comentarios

  1. Hola, Dra. Rodrigo.

    Escribo porque me ha gustado mucho este blog. Y tengo una duda acerca de la avena. Soy una chava de 26 años, estoy pasada de peso 83kilos, mido 1.65. Una amiga me comentó k desayunara y cenara avena en leche, para bajar de peso. Pero he escuchado comentarios k no adelgazaria, sino engordaría un poquito más. Que tan cierto o falso es esto?…
    Espero me saque de dudas. Gracias!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here