Las películas mexicanas, junto a las producciones escandinavas, son las protagonistas de la sexta edición del Festival de Cine Documental de Helsinki (DocPoint), que comenzó ayer en la capital de Finlandia.

Durante los cinco días que dura este certamen internacional, se exhibirán un total de 128 documentales filmados en todo tipo de soportes, desde la clásica película de 35 milímetros en blanco y negro hasta el más moderno vídeo digital.

Por primera vez, el DocPoint, el principal festival de cine documental de los países nórdicos, ofrece una muestra de filmes mexicanos, agrupados en una sección propia bajo el título de «Â¡Viva México!».

Entre los nueve filmes que componen esta sección destaca «En el hoyo» (2005), de Juan Carlos Rulfo, cinta que ha recibido numerosos premios internacionales, entre ellos el de mejor documental en las pasadas ediciones de los festivales de Sundance (EEUU) y La Habana.

La película de Rulfo, en la que retrata a un grupo de obreros durante la construcción de una autopista en la Ciudad de México, constituye todo un tributo a la clase trabajadora.

Durante el festival se proyectará también otro largometraje del mismo realizador, «Del olvido al no me acuerdo» (1998), que el propio Rulfo ha calificado como «docuficción».

Se trata de una historia de recuerdos y olvidos protagonizada por ancianos del sur de Jalisco durante un viaje del cineasta en busca del pasado de su padre, el famoso escritor Juan Rulfo.
El documental «El niño Fidencio, el taumaturgo de Espinazo», del director mexicano Nicolás Echevarría, es otra de las producciones aztecas que se verán en el DocPoint.

Rodada entre 1980 y 1981, la cinta muestra los rituales pseudoreligiosos de los seguidores del célebre curandero mexicano conocido como el «Niño Fidencio».

Según los organizadores del festival, esta película es «una experiencia mística que guía al espectador hacia el mundo mágico de las creencias y la mitología popular».

Durante el certamen se exhibirán además los documentales «Toro negro», de los directores Carlos Armella y Pedro González-Rubio; «De nadie», de Tin Dirdamal; y «La canción del pulque», de Everardo González.

La sección dedicada al cine documental mexicano la completan tres clásicos del género, que sin embargo están firmados por directores extranjeros.

Se trata de «Desastre en Oaxaca» (1931), del realizador soviético Serguéi M. Eisenstein; «Da zdravstvujet Meksika!» (1978), una versión personal de «Que viva México» dirigida por el que fuera asistente de Eisenstein, Grigori Alexandrov; y «Time in the sun» (1939), de la norteamericana Marie Seton.

Durante el festival DocPoint se estrenará además el documental «Edén Pastora, Comandante Cero», una producción finlandesa dirigida por el español Ã?lvaro Pardo que narra la vida del guerrillero nicaragüense.

El propio Pastora viajó a Helsinki para asistir al estreno y participar en los eventos paralelos del festival.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here