Los actores mexicanos Diego Luna y Gael García Bernal consideran que las nominaciones que recibieron varios de sus compatriotas con vistas a la próxima entrega de los premios Oscar no son un motivo de orgullo para la industria fílmica de México, informa hoy la revista «Proceso».

«Me da un poco de tristeza que empecemos a sentir que estamos haciendo las cosas bien. Tenemos grandes directores que se tienen que ir a filmar a otros lugares», asegura Diego Luna.

Las palabras son un extracto del último número del Semanario «Proceso» que apareció ayer en los quioscos de revistas y que contiene una entrevista realizada por los escritores Juan Villoro y Fabrizio Mejía a Luna y García en la capital mexicana.

«No podemos decir que por estas nominaciones nuestra industria está fortalecida. De hecho, sucede todo lo contrario: nuestra industria ha impedida que esas personas trabajen donde querían trabajar», sostiene Luna, en una entrevista en la que ambos artistas exponen sus pensamientos sobre la fama, el cine, la censura y su papel en relación con la política.

Según Luna, el más crítico de los dos, los actores mexicanos son «braceros de lujo», tal y como dijo el director mexicano Alfonso Cuarón.

A su juicio, es gracias a las políticas culturales de México que «todos esos directores viven en otro país» y «dirigen para compañías extranjeras».

Sin embargo, concede que «son gente con sentido común que le regresa cosas a México, porque la mitad de ‘Babel’ (una de las películas dirigidas por mexicanos que optan a los premios Oscar ese año) se filmó aquí, lo cual trajo mucho dinero».

Gael García considera empero que «sería injusto pensar que ‘Babel’ es cine estadounidense», como sostienen algunos sectores de la sociedad mexicana.

Para el actor, «Babel», del director mexicano Alejandro González Iñárritu, es «lo menos Hollywood que hay», porque se filmó en «Marruecos, Japón y México», con un equipo integrado en su mayoría por mexicanos. Pero precisa que con esta película no piensa «en cine mexicano sino en cine hecho por mexicanos». Por el contrario, asegura que el filme «Los niños del hombre», del mexicano Alfonso Cuarón, «es la película más inglesa que puede haber».

La próxima entrega de los premios Oscar tendrá una nutrida presencia de mexicanos que llegan con serias posibilidades de alzarse con alguna estatuilla.

La cinta «Babel» compite en siete categorías, entre ellas las de Mejor Director y Mejor Película, mientras que los mexicanos Guillermo Navarro («El laberinto del fauno») y Emmanuel Lubezki («The Children of men») aspiran a Mejor Fotografía.

Guillermo del Toro busca ganar el Oscar a la Mejor Película en Lengua Extranjera por su filme «El Laberinto del fauno», que obtuvo seis candidaturas.

Del Toro y Guillermo Arriaga («Babel») competirán por el Mejor Guión Original; Cuarón en la de Mejor Edición y Mejor Guión Adaptado («Los niños del hombre»), además de la actriz Adriana Barraza en el apartado de Mejor Actriz Secundaria («Babel»).

EFE

2 Comentarios

  1. Me parecen justos y bien ubicados estos comentarios. Lo que tenemos que hacer ahora es requerir que en nuestro país se le respete mucho más a la cultura, tanto en las fundaciones del gobierno como también en lo comercial.

    Como artista aspirante, sea lo que sea, el trabajo y dedicación de estos mexicanos me inspira muchisimo.

    que viva México,
    que vivan los mexicanos,
    que vivan los latinos!!!!!

  2. Creo que es muy atinado el comentario de Diego Luna al decir “Me da un poco de tristeza que empecemos a sentir que estamos haciendo las cosas bien.» Y yo agrego que es vergonzoso que solo cuando nos ponen nuestra «estrellita en la frente» los gringos entonces ahora si valemos y nos sentimos algo.

    O sea que valemos por que los dueñosdel monopilio cinematografico ya nos «certificaron» , y antes ¿no valiamos?
    Ya nos dieron chance de sentirnos valiosos.

    El sindrome de «La Vida es Bella» vuelve a hacer de las suyas: Si en Babel, en vez de Brat P. fuera Juan Perez y que en vez de ser gringo fuera de Bolivia o Corea, esa misma pelicula con la misma historia y la misma calidad tecnica y actoral, no seria ni remotamente contemplada para los oscares, de hecho tal vez ni en las muestras de cine de la cineteca seria proyectada.

    «La Vida es bella» no se hubiera llevado ni siquiera nominaciones al oscar si en al ultima escena, cuando entra un tanque de guerra a salvarlos, en vez de ser del ejecito gringo fuera ruso o alemàn.

    Es triste y hasta patetico que, tanto los creadores artisticos, los deportistas, los emprersarios y hasta los estudiantes mexicanos asi como los espectadores, cada vez mas estemos condicionados por la miopeza mental de creer que solo si somos premiados somos valiosos, y pero aun, que los unicos premios que si valen son los entregados por los gringos sea en el rubro de las artes, el deporte, las empresas o en la educacion.

    Que pequeña y lamentable vision de la vida tiene el mexicano, por algo su realidad hoy es de a 8:50 el kilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here