Lo peor del ser humano, la extrema crueldad de un asesino para quien cada muerto es una obra de arte, cobra vida en la novela «El naufragio del Cancerbero», la más reciente del escritor y médico mexicano Eduardo Monteverde.

La novela, la más sórdida de este especialista en el género policíaco, es una alegoría de la muerte, un canto «al asesino que todo ser humano lleva dentro», declaró el escritor (Ciudad de México, 1948) en entrevista a Efe.

La historia comienza en un barco de nombre «Estigia», mismo que el río que rodea el infierno, según la mitología griega, y que Monteverde quiere describir.

«Es una novela cargada de amargura, de desolación, basura e inmundicia», dijo el escritor, que eligió como protagonista a un psicópata que siembra un reguero de sangre en su persecución de un capitán vasco por las calles de Ciudad de México.

«La brutalidad es universal. Está en cualquiera de nosotros. La gente que no es mala es porque no se le ocurre, o por miedo al castigo, pero el ser humano es una mente perturbada», explicó el autor.

Monteverde, ganador en 2005 del Premio «Rodolfo Walsh» que otorga la Asociación Internacional de Escritores Policíacos con «Las neblinas de Almagro», ha sido muchos años reportero de sucesos en México, un país que calificó de «escalofriante».

«Ubico la historia en Ciudad de México porque aquí puedes hacer lo que quieras. Es una ciudad de anomia, donde no ha llegado el futuro, donde aparece un muerto en cada esquina y nadie se acerca», añadió el escritor y periodista.

El mismo autor habla de «El naufragio del Cancerbero» como de una novela «complicada» que no le deja saber al lector a dónde va a llegar, con una historia «insólita pero no inverosímil», lo que la hace aún más terrorífica.

«Eso es lo peor del horror que describo, que puede ser real porque el mero hecho de que alguien pueda imaginarlo explica que con la motivación suficiente, podría hacerlo», añadió.
Monteverde se definió a sí mismo como un potencial asesino que no lo es porque no se aburre lo suficiente ya que, según él, «el tedio» saca lo peor del ser humano.

«El asesino de ‘Psicosis’ mata por puro aburrimiento. El psicópata de mi libro es del estilo de Aníbal Lecter, un asesino inteligente, una mente creativa», afirmó.

El autor de «El naufragio del Cancerbero» es médico patólogo, trabajó como marinero, estudió cine y ahora es periodista de sucesos y escritor del género negro, todo ello en busca de «la profesión más inútil».

Pese a lo duro y violento de sus textos, que reflejan su fascinación por lo más oscuro del comportamiento humano, Monteverde los escribe en un parque escuchando al escocés Mark Knopfler o al estadounidense Bruce Springsteen.

«Necesito árboles, y luz, y pájaros. A diferencia de los escritores policíacos, que nunca han visto un muerto, yo sí. He olido el olor de las morgues y me espeluzna», confesó.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here