La pasión que vivió y pintó la artista mexicana Frida Kahlo (1907-1954) será llevada a escena por primera vez como musical este año para conmemorar el centenario de su nacimiento, informó hoy el compositor mexicano Marcos Lifshitz.

El músico explicó en rueda de prensa que la comedia musical «Frida Kahlo. Un canto a la vida» versará sobre su vida pero también «cantará las emociones y los sentimientos que están detrás de su vida».

El estreno del musical está previsto para el próximo 6 de julio, día en que se conmemora el centenario del nacimiento de la artista, en el Pabellón de Alta Tecnología, al sur de Ciudad de México.

El compositor señaló que el hilo conductor del montaje será la biografía, en orden cronológico, de la vida de Kahlo, con todos sus altibajos.

Lifshitz explicó que en la comedia musical participarán diez actores, doce bailarines y dieciséis cantantes pero eludió adelantar quién será la protagonista.

El compositor dijo que uno de los aspectos fundamentales de la obra dedicada a Kahlo serán los abortos, las operaciones y todo el dolor que padeció la pintora en vida.

«Todo ese dolor que vivió la hace tan humana y a cien años de su natalicio la lleva a ser la pintora mexicana más cotizada» señaló Lifshitz.

El compositor mencionó que en montaje se hará referencia de algunos de sus cuadros que pintó, en particular al de «Las dos Fridas», porque «es un símbolo de toda la dualidad de su vida».
También presentará el amorío que tuvo Frida con el líder comunista refugiado en México Leon Trotsky (1879-1940).

«A partir de ese momento comienza la caída de Frida porque ella utilizó a Trotsky para vengarse de Diego Rivera (1886-1997), quien mantenía una aventura con su hermana».

Dijo que en la obra, como en la vida de Frida, están presentes dos figuras claves: su padre Guillermo Kahlo, quien la acercó a la estética y a las Bellas Artes, y Diego Rivera, su esposo y maestro.

Lifshitz señaló que presentará a Diego «no como el gordito bonachón, sino como al Diego cabrón, porque así como ayudó mucho a Frida, también la dañó».

El compositor dijo que el montaje combinará música sinfónica grabada, porque no es posible tener una orquesta, con algunas piezas interpretadas en vivo sobre el escenario.

La comedia musical contará con la dirección musical y de actores de Octavio Salazar, la coral de Gerardo Rábago, con músicos de la Filarmónica de Ciudad de México, con la participación del Mariachi Juvenil de Tecatitlán y la dirección escénica del propio Lifshitz y de Salazar.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here