La película «Ciudadano Kane», del director estadounidense Orson Welles, pudo haber inspirado al escritor mexicano Juan Rulfo a la hora de escribir su novela «Pedro Páramo», afirmó hoy en México el experto de la Brigham Young University, Douglas J. Weatherford.

El especialista expuso esta teoría en la presentación del libro «Tríptico para Juan Rulfo. Poesía, fotografía, crítica», en el que participa con un ensayo que da las claves de la posible asociación de estas dos obras maestras.

Weatherford explicó que a pesar de los años que separan a ambas obras, puesto que «Ciudadano Kane» se estrenó en 1941 y «Pedro Páramo» se publicó en 1955, Rulfo siempre dijo haber imaginado su obra entre 1939 y 1945.

Para el estudioso estadounidense, las semejanzas temáticas y estructurales entre la película y la novela son evidentes, puesto que «ambas son crónicas de una muerte anunciada«, una búsqueda fragmentada post mórtem que da la guía a la trama y que aparentemente quedará inevitablemente inacabada.

En ambas, la experiencia de la niñez de los protagonistas causa el fracaso en su vejez y en las dos resulta fundamental la importancia de las esposas de los personajes principales.

Ambos personajes están casados dos veces, la primera por conveniencia y la segunda porque asocian a sus esposas con «la juventud que se ha ido», explicó Weatherford.

La búsqueda del paraíso perdido es el tema principal y curiosamente la segunda esposa de Kane se llama Susan y la de Páramo Susana.

Por si esta coincidencia no fuera suficiente para convencer al lector, Weatherford recordó que según «Los cuadernos de Juan Rulfo», publicados en 1994, originalmente el escritor pensó en el apellido Foster para Susana, que es el segundo nombre del protagonista de la película de Welles, Charles Foster Kane, aunque finalmente lo cambió por San Juan.

Para el profesor asociado de la Brigham Young University, ambas mujeres funcionan como símbolo, puesto que se vinculan con recuerdos de la infancia de sus maridos, y las dos se asocian con imágenes acuáticas, siendo el agua y la nieve el símbolo de lo purificado.

En el libro presentado hoy también se incluye una versión de Juan Rulfo de las elegías de «Duino de Raider», de María Rilke, inédita hasta ahora.

También cuenta con 23 fotografías que formaron parte de la exposición presentada por Rulfo en Guadalajara en 1960, junto con 11 fotos más publicadas en el número 53 de la revista «América», de febrero de 1949.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here