Ante la propuesta de discutir en la Asamblea Legislativa del DF una reforma para despenalizar el aborto en esta entidad, la polémica desatada entre quienes apoyan dicha iniciativa y quienes la rechazan, se encuentra en plena efervescencia. A Jorge Serrano Limón ya se le olvidó su negro pasado como malversador de fondos y no le da pena exhibirse ante los medios amenazando a Marcelo Ebrard, quien ni siquiera fue el que promovió la iniciativa (fueron dos legisladores del PRI, pero independientemente de quien sacara el tema, aplaudo la moción).

Ya se hizo una marcha en contra de la despenalización, y esta semana se hará otra a favor. Lo curioso es que si bien los jerarcas de la iglesia católica (sólo hombres) y los políticos panistas han puesto el grito en el cielo y mencionan cosas que nada tienen que ver con la política, como: las llamas del infierno, deudas de sangre, pecados imperdonables y otras, en dos encuestas publicadas tanto por el Reforma como por el diario Milenio, la mayoría de las mujeres encuestadas se encuentra a favor (53 y 72%, respectivamente) de la propuesta de despenalización. Cosa que no sorprende desde que se trata de un asunto que atañe directamente a las mujeres y por el cual miles mueren cada año en México, aunque la cifra exacta nunca se llegue a saber.

Habrá que ver cuántas personas acuden a la marcha programada para este jueves a las 4 de la tarde. Me imagino que serán en su mayoría mujeres, lo que reforzará mi percepción acerca de que mucho han dicho políticos y sacerdotes desde foros que no les corresponden, pero el asunto atañe a la población, a los ciudadanos y principalmente, a nosotras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here