El códice pictográfico más antiguo sobre la fundación de la antigua Tenochtitlan, origen de la actual capital de México, revela que sus fundadores, los aztecas, alteraron parte de su historia para crear un pasado común a todos sus habitantes.

La antropóloga María Castañeda, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y autora del libro «Pintura de la Peregrinación de los Culhuaque-Mexitin», llegó a esta conclusión tras analizar el llamado «mapa de Sigüenza», uno de los códices prehispánicos más antiguos y misteriosos de la cultura azteca.

El «mapa de Sigüenza», un documento que ha sobrevivido desde el siglo XVI tras sufrir numerosos avatares, relata el viaje de los aztecas desde la mítica ciudad de Aztlan hasta Tenochtitlan, fundada en el año 1325 d.c.

El documento elaborado en papel amate (corteza de árbol) es probablemente una copia elaborada por los indígenas en el siglo XVI de un códice más antiguo que narra la llegada de los aztecas y la mezcla de su linaje con el de los toltecas, una de las culturas más milenarias de Mesoamérica, dijo Castañeda en entrevista con Efe.

Para esta antropóloga, doctora de Historia de América por la Universidad de Sevilla (España), el «mapa de Sigüenza» se enmarca dentro de la historia oficial creada unos cien años después de la fundación de Tenochtitlan, cuando el gobernante Izcoatl quemó cientos de documentos y pinturas anteriores a la llegada de los aztecas o mexicas para crear una nueva historia.

En los nuevos relatos se ignoraron a los primeros habitantes del lugar y, en opinión de Castañeda, los aztecas crearon un antecedente común que otorgaba el mismo origen e identidad a una población diversa. Una historia que además los legitimaba en el poder de la que fue capital del imperio azteca y la ciudad más poderosa de Mesoamérica.

Izcoalt creó la ciudad de Aztlan como lugar de origen y la situó en algún punto septentrional desde donde podrían proceder todos los habitantes de Tenochtitlan, que llegó a tener en su momento de mayor esplendor hasta 250.000 habitantes. Sin embargo, a diferencia de las fuentes oficiales que explican que pocos años después de la fundación de Tenochtitlan los aztecas se dividieron en tenochcas y tlatelolcas, «el mapa de Sigüenza» es el único documento pictográfico que afirma que esta división se produjo en una fase muy temprana de la migración, en algún punto del actual bosque de Chapultepec.

La intención era mostrar que sólo los tenochca se dirigieron a Culhuacan donde se mezclaron con los toltecas con el fin de reforzar su linaje.

De esta experiencia, el autor o autores del códice excluyeron a los tlatelolcas a los que representa dirigiéndose al noreste para fundar Tlatelolco.

El primer señor de Tenochtitlan era por tanto de ascendencia tolteca, mientras que la otra rama azteca se instaló en Tlatelolco y fue dominada posteriormente por los habitantes de la capital tenochca hasta la llegada de los españoles, dijo Castañeda. Para la investigadora de la UNAM, esta alteración histórica y la inclusión en el relato de elementos religiosos dificulta conocer el verdadero origen del pueblo azteca que fundó la capital de su imperio en el lago Texcoco.

El «mapa de Sigüenza, llamado así por el erudito mexicano Carlos de Sigüenza y Góngora, quien fue uno de sus propietarios, se encuentra actualmente en la Biblioteca Nacional de México y ha sido sido por primera vez analizado en el libro de Castañeda que ha editado el Colegio Mexiquense y el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

EFE

5 Comentarios

  1. ¡Demonios! ¿Osea que desde esa época las autoridades hacen encubrimiento de la historia oficial? ¿Hasta cuando nuestros politicos dejaran de hacerlo?

    Saludos! 🙂

  2. Entonces como podemos saber a ciencia cierta sobre nuestros antepasados, todo lo que sabemos es una mentira???

  3. Entonces digace que solamente tenochcas y tlatelolcas fueron los unicos habitantes de la isla de mexico,
    y los otros grupos que en esa mísma isla vivian, ¿no existían o que?
    Esto lo digo por que enmedio de estos dos grupos bien definidos, se encontravan y se encuentran los tepiteños o ¿que? ¿son tenochcas o tlatelolcas? o ¿son tepitehuacos?
    ¿quien me dá una respuesta?, ¿quien?
    saallluuuuttttteeeeee!!!!!!!
    El Malora!

  4. Y en que se basa esta señora para decir todo esto? Es decir como sabemos que ella no esta mintiendo y quiere hacernos creer que los antiguos mexicanos encubrieron la verdad? Como sabemos que la historia del México antiguo no ha sido alterada en su totalidad? Sabemos muy bien que a los Españoles conquistadores solo les interesaba el oro y el poder y que destruyeron tesoros arqueológicos importantísimos. Para muestra: un gran porcentaje del oro que cubre los altares de las iglesias y catedrales europeas provienen de México. Esto no es invención pueden Ud. verlo en documentales presentados por KPBS en los EU. Cuando van a regresar ese Oro a sus verdaderos dueños?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here