El Órgano del Evangelio, uno de los más grandes del mundo, construido en México en 1735 para la Catedral Metropolitana de la ciudad de México, será restaurado en forma integral. Su estructura musical será intervenida por Gerhard Grenzing y el mueble artístico por José Roberto Ramírez Vega.

El objetivo de la restauración es que el Órgano del Evangelio, instalado en el lado poniente del coro de la catedral, recupere todo su esplendor, con estricto apego a los procedimientos de la época en la que fue construido, para que cada elemento intervenido tenga el mismo aspecto y la calidad acústica de origen.

En la restauración de este instrumento monumental, cuyas medidas son de 11 por 8.90 por 3.90 metros, Fomento Social Banamex invertirá más de 15 millones de pesos, gracias a una contribución especial del presidente del consejo directivo de esta asociación, Alfredo Harp Helú. El proyecto forma parte del Plan Maestro Integral de restauración de la Catedral, en el que participa un Comité Técnico que viene funcionando desde hace varios años.

La Catedral cuenta con dos órganos singulares e imponentes, construidos en cuatro niveles, cuyas cajas poseen cerca de seis mil registros musicales, que son verdaderas joyas de la fabricación ibérica y mexicana de este tipo de instrumentos.

El más antiguo, el Órgano de la Epístola, llegó de España en 1695 enviado por el rey. Fue construido en los talleres de Jorge de Sesma e instalado en la Catedral por el maestro Tiburcio Sanz. Este primer instrumento sirvió como modelo a Joseph Nassarre para fabricar en México el Órgano del Evangelio, cuarenta años después.

En tres siglos de existencia, los órganos monumentales de la Catedral Metropolitana sólo han sido sometidos a reparaciones mayores en dos ocasiones, la primera en 1817 y la segunda entre 1975 y 1978, tras el incendio de 1967, que los dañó de manera muy grave.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here