La Feria donde no necesitas feria es una exposición de plástica mural que ―con base en el uso de iconos populares como El Santo y otros luchadores, la Mujer lagarto y juegos tradicionales como Espejito, espejito― promueve el diálogo intercultural en el público infantil a fin de crear conciencia sobre la importancia del respeto a la diversidad cultural.

Los murales están trazados con pintura vinílica sobre cartoncillo en secuencias parecidas a los cuentos o novelas gráficas. Se distribuyen en cinco secciones temáticas con base en el desarrollo de un diálogo intercultural entre dos personajes infantiles: Adler y Otelo.

Cada sección tiene una tarea de aprendizaje específica para el niño, mediante juegos y lectura de textos breves con mensajes relacionados con el diálogo intercultural, explicó Gabriela Pérez, autora del guión.

La primera parte contiene un carromato de feria de pueblo en cuyo interior se guarda La mujer lagarto. Su aspecto diferente y quizás repulsivo debe ser asumido por los niños, quienes para conocerla tienen que abrir el carrito.

La segunda sección es una sala de espejos en la que se invita a los niños a saber quiénes son, mediante el dibujo de un espejo en hojas de papel y su propia imagen en el interior de éste.

La tercera está dedicada a reconocer a los demás, su diversidad y su propia individualidad. “Este juego tiene también una vertiente interactiva al proponer a los niños que encuentren 14 amigos y amigas que vivan en un mismo país pero son diferentes”.

La cuarta sala es una casa del terror, o de las aberraciones, en la que se denuncia la discriminación, la intolerancia y la violencia contra niños. “Toma una hoja y escribe algo que tú ya sabes que agrede a los demás”, propone el texto que invita a los infantes a denunciar acciones, armas y juegos violentos.

La quinta sección tiene que ver con el diálogo intercultural, como expresión del deseo de conocer a los demás, con base en el reconocimiento de su propia manera de su ser físico y modo de pensar, creer y expresarse.

Las figuras humanas y paisajes que enmarcan el diálogo de Adler y Otelo corresponden en su mayoría a la iconografía tradicional de las ferias de pueblo, aunque también abundan imágenes de los atletas de lucha libre. Los murales de La feria donde no necesitas feria fueron pintados por Adler Reyes, Otelo Granados, Wilfrido Salvador, Moisés Ventura, Nicolás Pérez, Adriana Villanueva, Kamala Correa y la propia Gabriela Pérez.

La muestra se exhibe en el Museo Nacional de Culturas Populares durante el mes de junio ―sito en avenida Hidalgo 289, Centro de Coyoacán― y la Dirección General de Culturas Populares e Indígenas está revisando diversas propuestas para llevarla a algunos estados de la República.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here