El cineasta francés Jean-Luc Godard, el niño terrible de la nueva ola francesa “regresa” a la Cineteca Nacional con dos de sus cintas más recientes: Nuestra música y Elogio de amor.

Del 22 de junio al 1 de julio, la sala 4 de este recinto ofrecerá funciones de estas dos propuestas fílmicas, insertas dentro de lo que los críticos europeos consideran la etapa epistemológica y filosófica de Godard. En opinión de Charles von Garnier, uno de sus biógrafos, Godard se encuentra en el último escalón de la trinidad metafísica planteada por Nietzsche y Kierkegard, asumiéndose como un cineasta-niño que aborda y descubre la universalidad contenida en las preguntas más sencillas.

En la película Elogio de amor, un artista parisino prepara un tratado sobre las diversas etapas del amor, inspirado en la desaparición de una joven con la que tuvo un idilio en el pasado. A través de flashbacks se intercala la historia de una pareja combatiente en la Segunda Guerra Mundial y se reflexiona sobre las pasiones que nunca llegan a concretarse.

En opinión del crítico José Antonio Valdés Peña, colaborador del ciclo en la Cineteca Nacional, en este ensayo fílmico hay una nueva crítica de Godard a Hollywood, empresa que considera Valdés Peña como usurpadora de buenas ideas, pues las transforma en espectáculos mercantiles.

Por otra parte, la galardonada cinta Nuestra música ha sido considerada como una moderna Divina Comedia por reflejar la visión del cineasta sobre el infierno, el purgatorio y el paraíso.

Escenas de guerra en blanco y negro, reflexiones en voz alta de escritores y poetas como Juan Goytisolo y la historia de unos modernos Adan y Eva que recorren la tierra y se cuestionan sobre la guerra, son algunos de los elementos de la noveleta fílmica que culmina con una de las más sencillas metáforas cinematográficas sobre la vida y la muerte. Se muestra la imagen desenfocada de una joven que se hace visible por un instante y retorna a la penumbra de la no existencia. Sobre esta escena el mismo Jean-Luc Godard dijo: “Para exponer las grandes cuestiones se requieren sólo pequeños artilugios”.

Valdés Peña afirma sobre Nuestra música que es una profunda reflexión sobre la urgencia de la poesía en un mundo violento. “El de Jean-Luc Godard es un cine que sirve como vehículo de pensamiento. Es todo lo contrario a la imagen como entretenimiento que proyecta Hollywood”.

Conaculta – Cineteca Nacional

2 Comentarios

  1. Muy buen blog, me pareció muy interesante este post, y tengo una duda: ¿ donde puedo conseguir las obras cinematográficas de Jean-Luc Godard? de antemano muchas gracias

  2. yo vi en su último día NUESTRA MÚSICA….la verdad el título me desconcertó, pero vaya arte abstracto el de este tipo…

    Magnífica peli (aunque más bien me parece una especie de documental)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here