La publicidad trasmitida en televisión del producto “Zucaritas” de la empresa Kellogg´s, que fue denunciada el pasado 4 de junio ante la Procuraduría Federal del Consumidor, salió del aire en la primera semana de julio.

El anuncio de Zucaritas fue denunciado por El Poder del Consumidor (EPC) y un grupo de ciudadanos ante la Profeco, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Gobernación por tratarse de publicidad engañosa y por afectar los bueno hábitos alimenticios. De acuerdo a EPC, la publicidad de Kellogg´s es la más agresiva de productos alimenticios dirigida a niños en televisión. Kellogg´s recurre a uno de los elementos que han dejado de utilizar otras empresas: sugerir que el consumo del producto permite desarrollar habilidades físicas increíbles, aprovechándose de la credulidad de los niños. Además, utiliza otros recursos comunes de engaño como son el uso de frases como “Zucaritas te da la energía para ganar” o el propio lema de la empresa: “Kellogg´s vive para nutrirte”, que genera una profunda confusión nutricional, así como el uso de un personaje animado, el Tigre Toño, y la publicidad de regalos relacionados a la película de éxito del momento como gancho para la compra del producto.

“En México, las estrategias de las empresas procesadoras de alimentos, así como de las agencias de publicidad para anunciar sus productos dirigidos a los niños, carecen de toda ética, actúan a sabiendas de la manipulación y daño que le están haciendo a los niños y están utilizando todo tipo de herramientas de engaño, ya que no existe regulación o la existente no se aplica” señaló Alejandro Calvillo, director de EPC.

La Organización Mundial de la Salud reconoce que la publicidad dirigida a niños es uno de los elementos centrales en la configuración del ambiente obesigénico que viven los niños y que es responsable de la epidemia de obesidad que sufren. En el caso de México, en los últimos 7 años, el sobrepeso y la obesidad % en niños de 5 a 11 años de edad aumentó 40.

El poder del Consumidor dio a conocer recientemente que, de acuerdo a la información disponible, México es el país con mayor cantidad de anuncios publicitarios por hora en televisión durante el horario infantil (39) y con mayor cantidad de anuncios de comida chatarra (17). Además, señaló que se ha encontrado una relación directa entre mayor cantidad de anuncios de comida chatarra y el aumento en el porcentaje de sobrepeso en niños.

“México es el segundo país con mayor índice de sobrepeso y obesidad en el mundo y nada se está haciendo para impedir esta epidemia. Nuestro país es el paraíso para las empresas productoras de comida chatarra, no se legisla sobre la publicidad dirigida a niños, sobre lo que se vende en las escuelas, sobre el etiquetado de los productos, sobre la publicidad en las calles, no existen campañas nacionales efectivas de orientación nutricional, no hay acceso a agua potable. El resultado está ahí, el deterioro de los hábitos alimenticios y la diabetes como principal causa de muerte, como principal causa de amputación de miembros y ceguera y presentándose cada vez más a edades más tempranas”, señaló Alejandro Calvillo.

La exposición a la mayor cantidad de anuncios de comida chatarra es causa de mayor índice de obesidad en los niños. En la gráfica el punto más alto que corresponde a mayor cantidad de anuncios de comida chatarra y mayor índice de sobrepeso es Australia. Australia tiene un promedio de 12 anuncios de comida chatarra por hora, en México es de 17, cerca de un 50% más.

“Aunque Kellogg´s retiró el anuncio televisivo que denunciamos, está trasmitiendo otros igualmente agresivos o aún más agresivos, como los de Choco Krispis. Y la mayor parte de las empresas de comida chatarra están publicitando sus productos a través de regalos, ya no anuncian el producto sino el regalo, ¿puede haber mayor engaño y manipulación publicitaria de los niños? La autoridad requiere actuar por oficio contra la publicidad engañosa dirigida a niños y contra aquella que está afectando los buenos hábitos de alimentación. Esta es una de las causas del sobrepeso y la obesidad en niños y que se relaciona con los altos índices de obesidad en los niños en México, uno de los mayores en el mundo”, añadió el director de El Poder del Consumidor.

El Poder del Consumidor se refirió a algunas de las evidencias científicas sobre la magnitud del engaño en la publicidad dirigida a niños. Investigaciones con niños de 5 y 6 grado mostraron que más de la mitad creyeron en cada comercial que vieron durante el estudio. Los niños tienen dificultad para distinguir entre un anuncio y un programa y antes de los ocho años no entienden que la intención de los comerciales es vender productos” (1).Otro estudio en niños de 6 a 8 años demostró que 70% creía que la comida rápida es más sana que la comida en casa (2).

En relación al impacto del uso de personajes y dibujos animados para la manipulación publicitaria de los niños, un estudio en niños de 9 a 11 años encontró que el 94% reconocía al Tigre Toño y a Ronald McDonald y que preferían seguir sus recomendaciones sobre qué comer que la de sus propios padres (3).

Algunos publicistas han confesado las estrategias de manipulación a los niños. Jerry Van Gelder de la empresa Arnold Worldwide, que trabajó en la cuenta de Mc Donald´s declaró “Nosotros nos dirigimos a los niños directamente a través de juguetes” considerando a las madres como un obstáculo a los objetivos de venta (4).

El Poder del Consumidor comentó que de acuerdo al marco legalmente existente los denunciantes, al momento de presentar sus denuncias y hacerla del conocimiento de la Procuraduría Federal del Consumidor, transmiten el interés jurídico hacia la Procuraduría Federal del Consumidor, por lo que, como lo explica la Profeco “no son parte en el procedimiento instaurado en contra de la proveedora-anunciante Kellogg Company México, con fundamento en el artículo 278, interpretado a contrario sensu, del Código Federal de Procedimientos Civiles, aplicado supletoriamente a la Ley Federal de Protección al Consumidor, al no ser partes en el procedimiento, en lo subsiguiente, no se proporcionará dato alguno relacionado con el estado que guardan los autos”.

Para finalizar, el director de El Poder del Consumidor señaló “éste es el principio, seguiremos trabajando contra la publicidad de alimentos que está engañando y afectando la salud de los niños mexicanos, exigiendo al Congreso aprobar leyes, reglamentos y normas que los protejan y demandando a los funcionarios aplicar la legislación existente. Estamos trabajando contra una epidemia que tiene que ver con hábitos de consumo, con ambientes que promueven el sobrepeso y la obesidad, contra lo que está considerada la peor amenaza de salud pública en México.

1. Fulmer M. Food firms hope you can never have enough of a sweeter thing. Los Angeles Times. April 28,2002.
2. Bray GA, Diabosety: A global problem. International Journal of Obesity, 2002;26.
3. Dibb S. Advertising Witnesses (statement of advertising researcher witness for defense) Nov. 1994. www,mcspotlight.org/people/witnesses/advertising/dibb_sue.html. Dibb, S. Children: Advertise´s Dream, Nutrition Nightmare, The case for more responsibility in Food Advertising. National Food Alliance (1993).
4. Juliet B. Schor. Born to Buy.Scribner. New York. 2005.

Comunicado

2 Comentarios

  1. Supongo que si viene muy fuerte la campaña contra la obesidad… tambien estaran entre NOTAS BIMBO, SABRITAS, Franquicias Alimenticias dirigidas a los niños como Mc Donalds, Burger King y sus «Cajitas Felices».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here