El juego de la lotería, con sus breves estrofas rimadas y sus frijoles o piedritas colocadas sobre figuras populares de cartón, fue traído a México a finales del siglo XVIII para apaciguar la pasión por el juego de baraja, se dice en una de las fichas bibliográficas del catálogo temático número 3 dedicado a los Juegos y juguetes tradicionales de México, del Centro de Información y Documentación Alberto Beltrán, del Museo Nacional de Culturas Populares.

De acuerdo con la misma cédula, la idea de sustituir el juego de naipes por las cartas de lotería popular fue del propio rey de España, Carlos III, quien supuso que el vicio o viejo y malsano hábito de la baraja podría ser encauzado u orientado de manera inteligente hacia una distracción igualmente divertida que brindara alivio y no afectara la economía de los pobres desvalidos de la Nueva España.

La medida fue adoptada en toda la América española y a Campeche llegó durante la fiesta patronal del Cristo Negro de San Román, una de las celebraciones donde es tradición ancestral jugar a la lotería. Esta referencia histórica procede precisamente de un artículo titulado 100 años de lotería campechana, publicado en la revista Cultura Sur, del Programa Cultural de las Fronteras, cuyo número 37 corresponde al periodo septiembre-diciembre de 1995.

El catálogo temático Juegos y juguetes tradicionales de México reúne 134 registros de cinco acervos relacionados con asuntos genéricos: bibliográfico, documental, fonográfico, fotográfico y hemerográfico. Cada una de las fichas va acompañada de una breve sinopsis como la citada líneas arriba, a efecto de aportar una información mínima del contenido del documento registrado.

El volumen en su conjunto registra una información abreviada de juguetes tradicionales como el trompo, el balero, el yoyo, las canicas, la matatena, el papalote; de juegos como la víbora, víbora de la mar, el burro castigado o la burra brincada (Tamaulipas); la roña, el marinero que se fue a la mar y prácticas deportivas prehispánicas como el ulama, la pelota mixteca y la tarasca.

En el catálogo se encuentran fichas detalladas de libros, discos, fotografías, textos históricos y publicaciones periódicas de leyendas, canciones populares como las de Francisco Gabilondo Soler Cri Crí y versos y textos con vocación lúdica infantil de escritores como Juan Pellicer, Juan Sabines, Juan Rulfo y Pablo Neruda.

Dentro de este género destaca el audiocasete Naranja dulce, limón partido. Antología de la lírica infantil mexicana, que produjo El Colegio de México en 1996. El fonograma reúne 63 piezas cortas seleccionadas de un corpus de cantos, juegos, rondas y adivinanzas más extenso. Fue grabado por el Coro de la Escuela Manuel Bartolomé Cossío, dirigido por Mario Stern.

También destaca el reportaje Carrera de mujeres. Rohuecuame, del periodista Ramón López Batista, publicado el 17 de septiembre de 1990 en el suplemento cultural Nuestra palabra del desaparecido diario El Nacional. En dicho trabajo se describe la carrera de aros que realizan las mujeres tarahumaras o rarámuris para competir y divertirse. Los aros se elaboran con varas de palmillo chico, son ligeros y levantan e impulsan con palitos. El juego se hace en equipos y gana aquél que llega primero a la meta.

La revista Memoranda, correspondiente al bimestre marzo-abril de 1993 y con el número 23, publicó en sus páginas 69-70 una investigación del prestigiado arqueólogo mexicano Román Piña Chan que tituló Cuatro juegos prehispánicos; en él describe los juegos El Totoloque, Palo encebado, Juego de las aspas y Los voladores.

El catálogo temático 3, Juegos y juguetes tradicionales de México, fue coordinado por Teresa Blanco, directora de Promoción e Investigación de la Dirección General de Culturas Populares e Indígenas. La investigación, recopilación y redacción estuvo a cargo de Noemí Hernández, al frente del equipo integrado por Celeste Nieto, Rosa Elena Noriega, Marina Bañuelos, Cristina Alvarado, Ruth América Sánchez, Ricardo Torres y Jorge Merlos.

Conaculta

1 Comentario

  1. existe una federacion Mexicana de Juegos deportes autoctonos y Tradicionales, afiliada a la CODEME, la cual ha editado tres libros sobre el tema (2002, 2005, con apoyo de Coca Cola y 2008 con Trillas), por la parte de la DGEF del D. F., existe dentro del programa de Avance Deportivo Escolar un proyecto de trabajo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here