el-gran-dictador.gif

Tres de las obras más importantes de Charles Chaplin, las cuales constituyeron su acceso al entonces naciente cine sonoro, integran el programa Clásicos del archivo de la Cineteca Nacional, correspondiente a agosto.

En funciones matutinas y vespertinas, el espectador tendrá una oportunidad única para apreciar copias nuevas de las producciones estadunidenses Luces de la ciudad (1931), Tiempos modernos (1936) y El gran dictador (1940), en 35 milímetros y en pantalla grande.

Como en algunos de sus filmes anteriores, Chaplin caracteriza a un vagabundo en Luces de la ciudad, en esta ocasión enamorado de una vendedora de flores ciega. Esta comedia con final agridulce se exhibirá del martes 31 de julio al domingo 5 de agosto.

En Tiempos modernos, cuya célebre secuencia inicial representa una ácida crítica al avance tecnológico y a la sociedad occidental de la época, el director y actor interpreta a un obrero en busca de trabajo. Al igual que Luces de la ciudad, esta cinta carece de diálogos y su sonido se limita a la música y a sonidos incidentales. Se proyectará del martes 14 al miércoles 22 de agosto, a excepción del lunes 20.

Contrario a sus dos largometrajes anteriores, Chaplin utilizó diálogos para El gran dictador, sátira realizada durante la Segunda Guerra Mundial en la que se burla del los regímenes totalitarios y sus líderes. Aquí personifica un doble papel: un barbero judío y el dictador del país imaginario Tomania, Adenoid Hynkel, en clara alusión al guía del nazismo. Se presentará del jueves 23 de agosto al domingo 2 de septiembre, a excepción del lunes 27 y del viernes 31 de agosto.

Todas las películas se proyectarán en la Sala 3, Fernando de Fuentes, a las 16h30. Además, los martes, miércoles y sábados habrá funciones matutinas a las 12h00.

Cineteca Nacional

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here