revazafran1.jpg

Desde hace ocho días los estudiantes y monjes budistas de Myanmar (ex Birmania) han sido los actores de protestas pacificas por las calles de las principales ciudades del país. A estos religiosos se han unido en los últimos días estudiantes, civiles y en general todos aquellos que ya no pueden vivir en las condiciones de autoritarismo extremo instaurado en Myanmar desde hace 45 años después de un golpe militar.

El inicio de las manifestaciones fue provocado por al decisión del la “Junta” militar de elevar en mas del 60% los precios de los combustibles lo que provoco un aumento inmediato de los precios del transporte y de casi todos los productos básicos. En los primeros días e las protestas de los monjes budistas la policía había ya optado por la represión con golpes y maltratos. Esta violenta reacción provoco el efecto contrario al esperado por las autoridades. En pocos días los monjes, sobre todo los mas jóvenes, se organizaron y las protestas pacificas fueron en aumento. En pocos días pasaron de algunos cientos a decenas de miles protestando en las calles de las principales ciudades.


revazafran3.jpg

Después de varios días de inacción las autoridades decidieron actuar, violentamente como era de esperarse, reprimiendo las manifestaciones de este miércoles 26 de septiembre. Ya se sabe que por lo menos hubo 4 muertos, decenas de arrestos y la desaparición de algunas personalidades de “oposición” como el actor mas famoso del país o algunos activistas políticos que “desaparecieron” de sus hogares. Se había especulado ayer que la “líder” opositora, Aung San Suu Kyi, luchadora por la democracia en Myanmar y premio Nobel de la Paz 1991, que se encuentra retenida en su domicilio desde hace varios años, había sido encarcelada nuevamente pero la policía negó tal información.


Aprovechando la reunión anual en la ONU, algunos países solicitaron una reunión urgente del Consejo de seguridad del organismo. Los países Europeos así como los Estados Unidos decidieron reforzar las sanciones en contra del régimen autoritario de Myanmar. Si en un primer tiempo China había recomendado a Rangoon tratar de resolver el problema del descontento social de la “mejor manera” será interesante y crucial saber cual será la postura del gigante asiático ahora que corrió la sangre. Es importante saber que el principal aliado de la dictadura birmana es China. Pero este ultimo país esta muy preocupado por su imagen internacional a poco menos de un año del inicio de los juegos Olímpicos e Beijin 2008. Si las “autoridades” de Myanmar reprimen con sangre las protestas la comunidad internacional no dudara en recordar que China es aliado de ese sistema sanguinario y esto podría tener repercusiones nefastas en la imagen internacional de China.

revazafran2.jpg

En todo caso el simple hecho que la policía haya reprimido a los monjes budistas y matado a varios es ya un hecho inaudito en un país profundamente creyente en el cual los monjes tiene un papel muy importante en la sociedad. Este podría ser el inicio de un estallido popular de mayor envergadura que el de 1988 que había sido duramente reprimido por las fuerzas armadas dejando un saldo de por lo menos 3000 a 4000 muertos. Sin embargo en aquella época los monjes no habían participado de manera tan activa al descontento general. Esta alianza de sociedad civil y poder religioso podría ser mucho mas efectivo en la desestabilización de los militares. Eso es por lo menos lo que todos esperamos.

Aunque desde aquí no podamos hacer gran cosa para ayudarlos, pero podemos por lo menos no quedarnos callados. Por eso iremos informando a nuestros lectores de la evolución de la situación en Myanmar y de esta que podría llegar a ser la revolución azaran (1).

Fotografías: Le Monde, Le Figaro, BBC News

Blog de un disidente birmano que cubre la situación en Myanmar: http://ko-htike.blogspot.com/

(1) Se le llama Revolución Azafrán en referencia al color azafrán de las túnicas de los monjes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here