El montaje teatral Por razones oscuras, que inició su temporada en el Teatro Julio Prieto del Instituto Mexicano del Seguro Social. Se trata de un texto autobiográfico del dramaturgo estadunidense Mart Crowley, bajo la interpretación de los actores Roberto D’Amico, Esteban Soneranes y Luis Maggi, dirigidos por Angélica Aragón.

Varios hechos recientes hacen lucir a esta obra dentro de la coyuntura social. Por una parte, el acuerdo reciente de la Arquidiócesis de Los Angeles, en Estados Unidos, de pagar 660 millones de dólares a 508 víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes de esa ciudad. Asimismo, en la Diócesis de San Diego un compromiso de 198 millones de dólares por concepto de indemnización a 144 víctimas.

Por razones oscuras, dice su directora Angélica Aragón, no tiene el propósito de denunciar, sino de crear en el público una necesidad de informarse sobre este asunto grave de descomposición social, para colaborar así en su solución.

En el escenario, el actor Esteban Soberanes interpreta a Patrick, un homosexual que tiene la oportunidad de reprochar y echar en cara a su verdugo el delito cometido en su contra cuando era niño. “Jamás podrás pagar lo suficiente por lo que hiciste”, le grita al padre Conrad, interpretado por Roberto D’Amico, y expresa su dolor interno en una escena violenta que lo lleva de la venganza física a la psicológica en contra del sacerdote.

Aragón, quien profesa la religión católica, niega que la dirección de este montaje la haya confrontado con sus creencias: “La obra no cuestiona ni el dogma católico ni la fe de los creyentes, sino que subraya hechos que suceden no sólo dentro de la Iglesia, sino dentro de todos los ámbitos de la sociedad. Mart Crowley deslinda la fe y el dogma de aquellos miembros indignos de la Iglesia, que no merecen representarla por ser transgresores de la ley.

La puesta en escena no es un acto premeditado de provocación, dice Aragón. Fue traducida por Roberto D’Amico, quien entraña una larga amistad con Mart Crowley y adquirió los derechos para su representación desde hace varios años.

Por razones oscuras sale a la luz en un momento muy importante para la sociedad. Con esta obra no establecemos un juicio fácil o superficial. No somos expertos en la materia, pero nuestro panorama es más claro ahora y estamos mejor informados”, explica Aragón.

Para llevar a escena esta obra, la también actriz estableció contacto con la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés), organización de autoayuda que opera en Estados Unidos y Canadá y, desde hace un par de años, en México. A través de esta institución conoció de cerca las víctimas y profundizó su conocimiento sobre las estrategias de recuperación disponibles para hombres y mujeres abusados sexualmente por personas religiosas.

Por razones oscuras es la quinta obra producida por el Proyecto Xola, acreedor de la beca México en Escena del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, y encabezado desde hace dos años por el director teatral Otto Minera.

La obra permanecerá en temporada hasta el 16 de diciembre en el Teatro Julio Prieto, ubicado en Xola núm. 809, entre las calles de Nicolás San Juan y Gabriel Mancera, en la colonia Del Valle.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here