cambioclimgeenpeace.jpg

Greenpeace intervino en representación de las ONG en la primera reunión de alto nivel sobre cambio climático de las Naciones Unidas, y en este marco, instó a los jefes de estado a que fortalezcan el Protocolo de Kyoto, el único acuerdo global para combatir el cambio climático.

«Ustedes deben acordar nada menos que un Mandato de Bali, no una hoja de ruta, no una lista de deseos, sino un mandato claro para reforzar la segunda fase del Protocolo de Kyoto para 2009″, dijo Sze Ping Lo, Director de campañas de Greenpeace China, refiriéndose a la próxima reunión de las negociaciones de cambio climático bajo el Protocolo de Kyoto, que tendrá lugar en la isla de Bali en diciembre.

Greenpeace demanda la elaboración de un Mandato de Bali que afronte con determinación la urgencia del cambio climático a través de criterios claves:

- reducir drásticamente las emisiones de CO2 de los países industrializados;
- incorporar a los países en vías de desarrollo en el sistema de comercio de emisiones de Kyoto;
- crear un fondo para llevar a cabo una revolución energética basada en las energías renovables y la eficiencia energética;
- reducir las emisiones de CO2 debidas a la deforestación;
- indemnizar por impactos provocados por el cambio climático, especialmente a los países en vías de desarrollo (1).

En México, Greenpeace pidió al presidente Felipe Calderón, en una carta enviada el 18 de septiembre, que nuestro país impulse ante los líderes mundiales, la urgente necesidad de que las discusiones sobre el futuro del clima se discutan en el marco de las negociaciones sobre un segundo compromiso del Protocolo de Kyoto en Bali.

“Esperamos que México aproveche al máximo el tiempo que existe entre esta reunión en Naciones Unidas y la de Bali, para encabezar una segunda ronda de negociaciones que establezcan un marco vinculante para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, señaló Gustavo Ampugnani, Director de campañas de Greenpace México.

Si bien México hoy no tiene un compromiso vinculante para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, se espera que nuestro país próximamente lo adopte. Por ello, Greenpeace hace un llamado al Gobierno Federal para que impulse y fortalezca un proceso que asegure una segunda ronda de negociaciones a partir del próximo diciembre, y que se deslinde de la política de EU de debilitar un acuerdo Post Kyoto.

“México debe tener compromisos claros y actuar para contribuir en la estabilización global del clima; debe balancear su matriz energética incorporando cada vez más el uso de las fuentes renovables de energía y depender cada vez menos de los combustibles fósiles o de la energía nuclear; detener la deforestación, priorizando en el Presupuesto de Egresos 2008 el manejo forestal sustentable, y en vez de impulsar otros programas que no atienden este problema”, concluyó Ampugnani.

NOTAS:
(1) Greenpeace pide que en la conferencia sobre cambio climático de las Naciones Unidas planificada en Bali desde el 3 al 14 de diciembre próximos, se logre un Mandato que asegure:
* Que las emisiones globales alcancen su máximo para 2015 y se reduzcan a la mitad para 2050 con respecto a los niveles de 1990.
* Que los países desarrollados, que han causado históricamente la mayor parte del problema, tomen el liderazgo en este proceso y, como grupo, reduzcan sus emisiones por lo menos un 30 por ciento para 2020 (sobre los niveles de 1990).
* Que se incluya a más países en el régimen de Kyoto. Los países recién industrializados con rentas per cápita altas tales como Corea del Sur, Singapur y Arabia Saudita deberán adoptar objetivos obligatorios de limitación de emisiones. Los países con rentas medianas tales como México, China, Brasil, India y Sudáfrica necesitarán entrar a tomar parte en el sistema de comercio de emisiones de Kyoto (con compromisos sectoriales u otras medidas cuantificadas, por ejemplo para el sector eléctrico). Estos deberán estar hechos a la medida de las diferentes circunstancias de cada país de renta mediana pero todos deberán implicar acciones con carácter adicional. Los incentivos deberán ir dirigidos a hacer aún más atractivo unirse al sistema de Kyoto.
* Un nuevo sistema masivo de Mecanismo de Despliegue de Tecnología Limpia dirigido a la conversión a tecnologías limpias, eficientes y renovables en los países en vías de desarrollo.
* Un Mecanismo de Reducción de la Deforestación que se sume a la reducción de emisiones de los sectores industriales.
* Un Mecanismo de Adaptación con un instrumento seguro de financiación para asegurar que los más afectados por el cambio inevitable del clima, que a menudo son los países más pobres, se vean indemnizados.

Comunicado Greenpeace México

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here