El cantautor juchiteco Feliciano Carrasco se ha dedicado durante los últimos diez años a promover canciones originales en lengua zapoteca, mediante grabaciones discográficas y conciertos en diversos recintos de la ciudad de México. “Feliciano es muy joven, pero ya se perciben en su obra las características del buen artista”, escribe sobre el músico el escritor oaxaqueño Andrés Henestrosa.

Esta noche, jueves 4 de octubre, en la Quinta Margarita del Museo Nacional de Culturas Populares, Carrasco presentará tres discos recientes en los que interpreta canciones en su lengua natal, en compañía de las cuerdas de su guitarra. El artista oaxaqueño presentará son Béere léele alcaraván, Si la vida me permite y Cien Años. Andrés Henestrosa, grabaciones con personalidad propia en las que Carrasco muestra sus intereses como intérprete y compositor. La tierra oaxaqueña y su paisaje, la nostalgia, la identidad indígena, el sentido de la vida, el amor a la mujer y la poesía, encuentran lugar en los temas contenidos en sus discos.

Desde los 14 años, el músico comenzó a reunirse en Juchitán con algunas personas que cantaban en lengua zapoteca, acompañadas con la música de guitarra. Diez años después, su afición lo llevó al aprendizaje para ejecutar ese instrumento y, finalmente, a interpretar canciones de compositores de su tierra como Juan Jiménez, Eustaquio Jiménez Jirón, Ángel Toledo y Luis Martínez Hinojosa.

En el disco Béere léele alacarván, Carrasco reúne 14 temas. Entre estos figuran boleros, valses, milongas y baladas, además de otros géneros musicales interpretados en zapoteco y español. La primera pista corresponde a Xquenda (Alma), canción en lengua indígena que versa sobre el amor más allá de la muerte. Béere léele alacarván, el tema que da nombre a la producción discográfica, es una chilena que añora la tierra natal a través de esta pequeña ave, tan presente en la cultura oaxaqueña.

En los títulos Cantares de mi tierra, La laguna encantada y Cuna humilde se perciben los embrujos del Istmo de Tehuantepec a razón de las metáforas inspiradas por sus paisajes. Un verso de Cantares de mi tierra dice: “Así canta mi tierra suriana/ con voz de alondra y de zorzal / así quiere la linda tehuana, / con su ternura tan virginal”.

El segundo disco, Si la vida me permite, es una declaratoria de identidad personal. Seis de los once temas en este disco corresponden a composiciones de Carrasco y son éstos los que permiten inferir el cariño del autor por las costumbres de su región y aquellos aspectos que la hacen única. Los títulos de estas canciones describen también un interés genuino por el México poético: Si la vida me permite, Mi hermano el indio, Xáandu (Tu presencia) y chilena a Macultianguis, son algunos de éstos.

Resta mencionar el disco Cien Años. Andrés Henestrosa, que registra diez temas con letra y música del centenario escritor juchiteco, en la voz y guitarra de Feliciano Carrasco. Cabe recordar una estrofa de Martiniana, uno de los temas más populares del poeta, basado en un son indígena: “Toca el bejuco de oro/ la flor de todos los sones,/ canta la Martiniana ¡ay!/ Mamá/ que alegran los corazones.”

La cita a la presentación de estos discos es a las 17h00 de este jueves 4 de octubre en la Quinta Margarita del Museo Nacional de Culturas Populares.

Conaculta

1 Comentario

  1. DONDE SE PRESENTARA ESTE AÑO FELICIANO CARRASCO?
    HECE ALGUNOS AYERES FUE A CANTAR A LA CASA DE MI ABUELA UBICADA EN JARDINES DE MORELOS, EL CUAL FUE INVITADO, POR EL PROFESOR. RUBEN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here