La agrupación Estudio Teatro que Danza celebrará su tercer aniversario con la escenificación de dos de sus obras representativas: Intervalo y Diques al mar, a manera de dos tandas por un boleto, del 12 al 21 de octubre, en el Foro Experimental Black Box del Centro Nacional de las Artes, donde también actuará el grupo Festinatio con el montaje Pel y Pel, el viernes 19 de octubre a las 20:00 horas.

De acuerdo con Harif Ovalle, fundador y codirector, Estudio Teatro que Danza es un espacio creado por actores, dirigido a artistas escénicos interesados en su formación permanente bajo una perspectiva de reflexión, responsabilidad y coherencia, con el firme compromiso de impulsar la autonomía del creador escénico.

“Esta compañía trabaja por la consolidación como referencia técnico-ética comprometida con el arte escénico contemporáneo, bajo los principios de constancia, coherencia, responsabilidad, reflexión, disciplina, pluralidad y respeto.

“La celebración incluye dos propuestas diferentes en su abordaje temático, pero unidas por un concepto rector: la valoración del cuerpo como eje del hecho creativo en el discurso escénico, visión que ha sido el móvil de Teatro que Danza; además se contará con la presencia de un grupo invitado que actuará un único día a fin de compartir lenguajes y conceptos escénicos y tendremos un taller de teatro físico dirigido a actores-bailarines profesionales el sábado 13 de octubre de 10:00 a 14:00 horas Escuela Nacional de Arte Teatral”.

En medio de un teatro físico que se instala en los terrenos fronterizos del teatro y la danza, en la creación preformativa, la exploración y la improvisación, se presentará Intervalo, un homenaje a la vida y a sus caminos llenos de incertidumbre, maravilla y regocijo. Aquí la vida se presenta como posibilidad de posibilidades fuera de los designios del hombre, no hay trazas ni senderos y la fragilidad de la existencia es la maravillosa condición de las edades del hombre.

Por su parte, Diques al mar se desarrolla en dos lugares opuestos en apariencia, pero no para las protagonistas. Dos mujeres esperan… tal vez una señal o un prodigio. La neblina del pasado y el enigma del porvenir son dos esquinas de su misma nostalgia. La espera sutil se transforma en movimiento y palabra; mientras en un muelle o una ventana, llueven cartas y anclan barcos.

El actor-bailarín Harif Ovalle, considerado como “potential performer” por el departamento de casting del Cirque du Soleil, ha recibido una gran aceptación por parte de críticos y público en general. Bruno Bert lo ha calificado como: “Uno de los elementos más interesantes de la nueva generación de intérpretes”.

Ovalle ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en dos emisiones (Estudios en el extranjero 2003 e intérprete 2005) y ha recibido el premio de la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro como Revelación Masculina 2002, por su desempeño actoral en el montaje Esperando a Godot.

El artista ha impartido diversos seminarios en México y en el extranjero y ha realizado giras, intercambios de trabajo y cursos de perfeccionamiento en países como Corea, Rumania, Italia, Colombia, Egipto, Canadá e Inglaterra.

Funciones del 12 al 21 de octubre, los viernes a las 20:00 horas, sábados y domingos a las 18:00 horas, en el Foro Experimental Black Box del Centro Nacional de las Artes, ubicado en Río Churubusco 79, colonia Country Club, cerca de la estación General Anaya del Metro.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here