La Catedral Metropolitana

La Catedral Metropolitana fue concebida no sólo como un recinto religioso, sino como una muestra del desarrollo y el alto grado de sofisticación de la arquitectura de su tiempo, incorporando elementos inéditos tanto en su estructura como en el sostenimiento de sus torres, esferas y cruces, mismos que se adelantaron varios siglos a lo que hoy conocemos como sistemas antisísmicos.

Así se expresó Julio Valencia, director de Obras de Restauración de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, quien desde el año 2001 está involucrado en las obras de corrección geométrica y refuerzo de las diversas canteras del recinto.

Valencia recordó que después de la obras de renivelación, iniciadas a principios de los años noventa, se planteó en esta nueva etapa –iniciada hace seis años–, la incorporación de un plan maestro de intervención, y paralelamente la creación de un comité consultivo conformado por representantes de instituciones como el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Gobierno del Distrito Federal y la Asociación Amigos de Catedral.

Valencia afirmó que este sistema electrónico se encuentra conectado las 24 horas tanto a una terminal de la Dirección General de Sitios y Monumentos como al Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Dijo que en estos años de trabajo la Catedral ha dado algunas sorpresas al equipo en cuanto a sistemas inéditos de equilibrio estructural. Como ejemplo mencionó las esferas y cruces colocadas en la punta de las torres, las cuales fueron concluidas a fines del siglo XVIII y representan un sistema de sujeción.

Afirmó que los trabajos de intervención de la cantera de la torre oriente serán terminados en diciembre, y el próximo año se iniciará con la segunda torre y la remodelación de la cantera inferior de las dos edificaciones.

Comentó que los trabajos de intervención en cantera requieren de un serio estudio de los materiales y de la comparación de su consistencia. En la Catedral se encuentran en algunas secciones piedra Chiluca, y en otras piedra del Río de los Remedios.

Conaculta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *