El Museo de Arte Moderno comenzará un programa continuo de revisiones, relecturas y diálogos de su colección permanente. El peso del realismo es la primera exposición con la cual se pretende el reencuentro del público con uno de los acervos artísticos más importantes de América Latina.

Para esta primera exposición, el Museo de Arte Moderno invitó a James Oles, doctor en historia del arte por la Universidad de Yale, miembro del consejo académico del Museo Nacional de Arte, profesor y autor de ensayos sobre la obra de Orozco, Siqueiros, Kahlo y Tamayo.

La inclusión de géneros que históricamente no han formado parte de la colección, permiten al público una visión más compleja de las prácticas que permitieron el desarrollo del lenguaje de la modernidad en México. De este modo, la exposición integra pintura, grabado, fotografía, arte-objeto, escultura, proyecciones de video documental y publicaciones de distintas épocas.

Entre las obras no pictóricas se pueden apreciar fotografías de Manuel Álvarez Bravo, Héctor García y Enrique Metinides; grabados de Leopoldo Méndez; un documental sobre la película Río escondido (1947), de Emilio Fernández, revistas editadas por los escritores estridentistas y carteles del Taller de Gráfica Popular.

De los óleos más populares en la colección se exhiben La espina (1952), retrato idealizado de un hombre maya pintado por Raúl Anguiano; La vendedora de frutas (1951), de Olga Costa y El diablo en la iglesia (1947), de Sequeiros. Asimismo, están presentes obras de Ángel Zárraga, Wolfgang Paalen y Olga Carrington, entre otros autores.

Algunos temas que abarca la exposición son: Abstracción o realismo; La apropiación de lo popular, En el taller; Maternidad mestiza; Religión y arte moderno; Utopías rurales, El pasado prehispánico; Una ciudad y sus ciudadanos; Iconos del paisaje y Más allá de lo real.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here