La muestra Diego Rivera Gráfico Hipergráfico, aproximación múltiple a la labor del pintor como ilustrador, coleccionista e inventor de su propia imagen, fue inaugurada en el Museo Nacional de Arte (MUNAL).

Instalada en el marco del Homenaje Nacional a Diego Rivera a los 50 años de su muerte, la exposición permite adentrarse en terrenos poco explorados en la vida del maestro guanajuatense.

La inauguración estuvo encabezada por Teresa Franco, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes; Miguel Fernández Félix, director del MUNAL; Roberto Hernández, presidente del Patronato del Museo; Raquel Tibol y Juan Coronel, respectivos curadores de las secciones Gran ilustrador y Coleccionista.

En su discurso inaugural, Teresa Franco mencionó el inconmensurable territorio que abarca la obra artística de Rivera, así como la obligación de revisar su trabajo detalladamente con el objetivo de abarcar todas sus preocupaciones culturales, estéticas, políticas y sociales.

La muestra hace énfasis en los cientos de obras con las que el pintor ilustró diversas publicaciones nacionales y extranjeras, así como a su devoción por la arqueología mesoamericana.

En el caso de Diego Rivera Gran Ilustrador, Raquel Tibol realizó una nutrida selección de trabajos impresos, reproducciones de dibujos, grabados, viñetas, acuarelas y tintas pocas veces revisados en México.

En esta sección son de especial interés el conjunto de ilustraciones hechas por Rivera sobre el Popol Vuh. Interesado en el pasado prehispánico, el guanajuatense preparó en 1931 un conjunto de acuarelas que ilustran esos míticos relatos. La obra nunca fue publicada en México, pero sí en Japón 30 años más tarde.

Por su parte, Guadalupe Rivera, hija del pintor, aseguró, durante el recorrido por la muestra, que actualmente se prepara una publicación bilingüe del Popol Vuh, editada por el CIESAS, en la que las obras dibujadas y coloreadas a pincel por Diego Rivera serán difundidas a escala popular.

La crítica de arte Raquel Tibol anunció que la próxima semana se sumará a la exposición un retrato de Pita Amor, a la que Rivera pintó desnuda en 1952. La obra, localizada en Irapuato, muestra a la poeta en tonos ocres, escribiendo la palabra «Polvo», retrato que ocasionó un escándalo en la década en que se dio a conocer.

La muestra Diego Rivera Coleccionista, curada por Juan Coronel, reúne, por otra parte, documentos, dibujos, fotografías inéditas, publicaciones y piezas precolombinas propiedad del muralista. La intención es ahondar en el fervor con el que Rivera atesoró un conjunto de arte prehispánico, con un anhelo mucho más profundo que la simple ambición de acopiar.

La exposición estará abierta en el MUNAL, ubicado en Tacaba 8, Cento Histórico.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here