Esta obra, escrita a finales del siglo XVI, muestra la antigua visión que se tenía de la locura como una forma de trastorno momentáneo que conlleva una mayor conciencia de la realidad.

Los locos de Valencia, de Félix Lope de Vega y dirigida por Gilberto Guerrero, es una mirada a la condición humana, en la cual se cuestiona la línea divisoria entre la normalidad y la demencia, y cuáles son los parámetros que separan estos polos.

El vestuario de Cristina Sauza recrea la indumentaria del Siglo de Oro Español, y da colorido a una locura en la cual incurren todos los personajes, por tal motivo no se le teme, al contrario, se le respeta.

Los recursos escénicos corren a cargo de Carolina Jiménez, quien utiliza una escalera irregular y, por medio de luces, crea un efecto de incertidumbre, que lleva a los personajes a adentrarse en las profundidades de las pasiones donde cualquiera puede perderse y encontrarse.

Raúl Zambrano, encargado de la musicalización, ambienta la atmósfera con tambores, castañuelas y cantos de la época, que sirven de escenario sonoro para las desventuras de Floriano y Erifila.

Plagada de momentos graciosos y diálogos en verso, la puesta es llevada a escena por Perro Teatro, agrupación con más de veinte años de existencia y 28 montajes presentados.

Desde el sábado 24 de noviembre y hasta el 16 de diciembre, el Teatro Julio Castillo abre sus puertas a una fiesta carnavalesca, en la cual la locura impregna los muros de innumerables risas.

Con las actuaciones de Antonio Rojas, Paola Izquierdo, Víctor Roldán, Fernando Morales, Sharon Zundel, Ortos Soyuz, Gerson Martínez, Carolina Garibay y Yanet Miranda, entre otros actores, Los locos de Valencia se presenta los sábados y domingos a las 13h00 en el Teatro Julio Castillo.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here