saveclimate.jpg

Lo mínimo aceptable es que los ministros logren un acuerdo para reforzar los mandatos del Protocolo de Kyoto.

Bali, Indonesia – Las reuniones sobre cambio climático en Bali viven una semana crítica: es preciso que los ministros asistentes concluyan con éxito el trabajo iniciado por sus delegados para reforzar los mandatos del Protocolo de Kyoto y no salgan con las manos vacías, advirtió Greenpeace.

«No queremos ver a los ministros llegando a leer discursos escritos hace dos semanas, les exigimos que se arremanguen la camisa y que se pongan a trabajar en serio en los puntos que sus representantes no pudieron concluir la semana pasada. No estamos de vacaciones, necesitamos que de Bali salgan compromiso claros para prolongar el Protocolo de Kyoto», dijo Shane Rattenbury, integrante de la delegación de Greenpeace Internacional.

Las negociaciones están en un punto álgido. En una copia filtrada se reveló que la política del Gobierno canadiense expone una estrategia deliberada para bloquear las negociaciones en Bali. Japón tiene un plan similar. También se contaba con el liderazgo del Australia pero con el cambio de administración, éste todavía no se consolida.

En comparación con los países ricos, los pobres han adoptado una posición más constructiva y ésto es lo que se necesita en las reuniones de Bali. Antes de que termine esta semana debe existir un acuerdo que reconozca la necesidad de mantener la temperatura global por debajo de los dos grados centígrados. Todavía no se consolida el liderazgo necesario para que esto sea posible.

“Es ridículo que mientras en Oslo los miembros del Panel Intergubernamental de Cambio Climático y Al Gore, ex Vicepresidente de Estados Unidos, recibieron el premio Nobel de la Paz por su esfuerzo para alertar sobre el cambio climático, los gobiernos del mundo simulen que no pasa nada. Los países saben que si no actúan para evitar los graves impactos de este problema mundial, los costos sociales, ambientales y económicos serán enormes. Queremos que los ministros impulsen un acuerdo que permita ir juntos para detener el cambio climático», dijo Rattenbury.

Una de las cuestiones claves de las reuniones sobre cambio climático es cómo tratar el 20 por ciento de las emisiones globales que se producen por la deforestación.

«Estamos viendo el desarrollo de una escena de crimen. La mayoría de los gobiernos solamente están mirando el tema de los bosques en términos de cuánto dinero pueden obtener. Si no hay un cambio de perspectiva, seremos testigos de un crimen del clima», dijo Gustavo Ampugnani, director de campañas de Greenpeace México.

En el marco de los trabajos que realizan diferentes delegaciones en Bali, destaca hoy la reunión de los ministros de Finanzas.

Llamamos a los ministros de Finanzas a que acuerden un fondo para poner en marcha la “revolución energética” que el mundo necesita y detener el cambio climático. Invertir en electricidad generada con recursos renovables puede ahorrar hasta diez veces el costo de combustibles fósiles, de esta forma se pueden ahorrar 180 mil millones de dólares americanos anualmente y reducir las emisiones de CO2 a la mitad de las de 1990, para el año 2030″, dijo Sven Teske, director de la campaña de energía de Greenpeace

Greenpeace México

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here