La salida de Ignacio Loyola Vera de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) es una oportunidad para despartidizar la procuración de justicia ambiental en México y evitar que este puesto sea nuevamente un trampolín para funcionarios sin experiencia, observó Greenpeace.

La organización ambientalista recordó que Loyola Vera fue cuestionado en repetidas ocasiones por las ONG, debido a que puso los intereses personales y privados por encima de la ley y de los ecosistemas mexicanos. Algunos temas cuestionados durante su administración fueron: la incapacidad para perseguir y detener la tala ilegal, para evitar la sobrepesca en zonas restringidas y para perseguir a los desarrolladores turísticos que infringen la ley.

La procuración de justicia ambiental en México hasta ahora ha sido muy débil no sólo por que al frente de la Profepa se coloca a personas que desconocen los temas ambientales sino también por la falta de recursos económicos, humanos y técnicos y la falta de independencia de esta institución.

“Para que la Profepa sea una institución fuerte y confiable, y para que se procure la justicia ambiental a través de un estricto cumplimiento de la ley, esta institución tiene que ser independiente de la Semarnat, no puede estar sujeta a las cuotas y compromisos partidarios”, explicó Patricia Arendar, directora ejecutiva de Greenpeace México.

El nuevo funcionario de la Profepa debe privilegiar el interés público, no ceder a las presiones de los intereses privados y no tener conflictos de interés.

“Proponemos que el nuevo procurador salga de un concurso abierto, y sea una persona con experiencia en temas legales y ambientales, que tenga capacidad técnica probada y una propuesta clara para reorganizar la Profepa. No queremos que haya más impunidad, corrupción, indolencia y vacíos de autoridad. Es decir, la Profepa debe cumplir la misión para la cual fue creada”, expuso Arendar.

“Reiteramos: los militantes de partido no deben intervenir en la labor de la Profepa, esta institución debe estar en manos de técnicos con capacidad política, que puedan administrar y contener la destrucción de nuestros recursos naturales” concluyó Arendar.

Comunicado Greenpeace México

2 Comentarios

  1. No pudo ser más acertada la salida del ingeniero Ignacio Loyola de Profepa. La convirtió en un bastión político y le restó importancia al tema ambiental. Trabajé en Profepa, por ello, puedo decirlo como
    testigo.
    Felicidades y enhonrabuena para el que venga !!!

  2. trabajo en la profepa y creo que deben de cambiar a todos los que ahora estan ya que son puros panista que nada saben del medio ambiente, soy inspector y sabemos de todas las carencias y falta de apoyo que nos dan. ademas de los salarios ridiculos que nos pagan.. solo pregunten cuanto ganamos y se van a reir.. espero y salgan varios de los delegados en los estados ya que solo son panistas metidos a un puesto politico sin saber nada ..como el de san luis potosi..y algunos mas. ademas de no reconcocer el valor que tenemos los inspectores ya que con lo poco que nos dan damos mucho y para nada…gracias y que el presidente ponga alguien con mucha experiencia y nos den mas apoyos sobre todo mejores salarios..lo merecemos..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here