El Caos de las licencias para conducir

Cómo muchos ya sabemos, las licencias permanentes para conducir ya pasarán, a partir del 2008, a la historia. Las reglas y disposiciones relativas a la solicitud y entrega de licencias para manejar en esta ciudad cambian con demasiada regularidad en esta ciudad. Eso no ha tenido por supuesto ninguna incidencia positiva en la calidad de manejo que se percibe en el capital. La gente sigue manejando mal, sin civismo, sin educación y sin precaución.

La licencia para conducir en la Ciudad de México, más que ser un permiso que se da a las personas que SABEN manejar, ha sido y sigue siendo un negocio redondo cómo cualquier otro. Basta con pagar y es todo. Unos salen con un permiso para “manejar” un automóvil aun que nunca haya manejado ni aprendido a manejar en su vida. Este hecho poco usual en el Mundo. Por lo menos yo no se de muchos países en los cuales el permiso para manejar no este ligado al hecho de saber manejar, cosa que si sucede en el DF.

Este fenómeno además de ser verdaderamente surrealista provoca que tengamos en las calles a tantas y tantas personas que no conocen las reglas básicas de manejo y de respeto de las señales de transito.

Cómo era de esperarse las autoridades de la ciudad y la SETRAVI en particular han decidido “sacar a la venta” nuevas licencias (y nuevas tarjetas de circulación, por cierto…) a partir del 2008 lo que nos puede hacer pensar que vamos a sufrir en los próximos meses todo tipo de molestias para obtener las nuevas licencias seguramente al más puro estilo desorganizado y caótico de aquel memorable cambio de placas de hace ya unos años…recuerdan.

Por lo pronto lo que ha pasado en los últimos días con la avalancha de personas tratando de sacar una licencia permanente antes de fin de año no es un buen presagio y demuestra, una vez más, la desorganización, la improvisación y la falta de respeto por los ciudadanos de quienes deberían, en teoría, hacerles la vida más fácil a quienes vivimos en esta capital…en movimiento.

Y para terminar, si no me creen les invito a leer esta nota publicada en el periódico El Universal.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *