Venta y maltrato de perros en el Bazar Pericoapa

Al sur de la ciudad de México existe una plaza comercial conocida bajo el nombre de Bazar Pericoapa que se encuentra ubicada sobre avenida Miramontes.

El día de hoy dimos un recorrido por este Bazar Pericoapa que es verdaderamente muy grande y tiene el aspecto (para aquellos que no lo conocen) de un gran tianguis o mercado cubierto. Justo antes de salir de ahí nos encontramos con un puesto muy grande que vendía animalitos, más específicamente cachorritos de varias razas.

En primer lugar nos pareció inaceptable la manera en la que los tienen amontonados en pequeñas jaulas en las cuales los perritos se enciman y no tiene espacio para moverse, tal y como si fueran zapatos de descuento. Luego justo cuando estábamos llegando frente al puesto pudimos ver como uno de los chavos que estaba vendiendo tomó a un perrito y lo echó desde una altura como de un metro en una caja de plástico que tapo, dejando así al pobre animal en la oscuridad, encerrado en una caja de plástico oscuro. No me puedo imaginar el pánico que pudo haber sentido el pobre cachorro ahí en esa caja, sin luz y con poco oxígeno.

Le preguntamos por qué había aventado así al perro y que si no lo había lastimado y el tipo solamente nos gruño algo así como que no le había hecho daño al perro. Nosotros seguimos nuestro camino indignados por la manera en la que tratan y venden a todos esos cachorros en ese puesta del Bazar Pericoapa . Como el tipo no se veía muy amigable no quisimos buscar pleito con el ya que no hubiésemos tenido manera de defendernos en caso que el altercado pasara a mayores.

Ya sabemos que han habido muchas personas que se han quejado de la manera que los vendedores de perros de Pericoapa tratan a los cachorros y a los clientes que compran cachorros que muy probablemente morirán a los pocos días o semanas. Este fenómeno ya es conocido como el «Síndrome pericoapa» y no es nuevo. Pueden leer algunos testimonios de casos de animales comprados ahi en estos enlaces:

http://corazoncanino.blogspot.com
http://www.flickr.com/photos
http://www.ton3.net

Y por supuesto la pregunta que todos nos hacemos ahora es: ¿si este es un fenómeno conocido y antiguo, qué hacen las autoridades? . Nada, por supuesto!

Por otro lado nos parece muy importante que, frente a la poca cultura de respeto hacia los animales que hay en esta ciudad, las personas tomen conciencia de que un perro o un gato, por citar algunos ejemplos, no son peluches que uno puede comprar por simple capricho y que luego puede tirar a la calle sin mayor problema.

En Muy Animal recibimos demasiados correos que personas que nos preguntan que pueden hacer con un perro o un gato que compraron y que ahora ya no quieren, ya sea porque los padres no aceptan al animal o casi siempre porque les da flojera ocuparse del perrito o gatito.

¡Ya Basta!

Ya sería hora que algunas personas dejen de comportarse como niños caprichosos y tomen sus responsabilidades comportándose como adultos. Adoptar o comprar un animal es un acto que conlleva una responsabilidad muy diferente. No es lo mismo comprar un animal que comprar un par de tenis que cuando ya no nos gustan dejamos en el fondo del armario.

La cultura del respeto de la vida ajena hace mucha falta aquí. Y ese respeto hacia la vida ajena es el mismo en el caso de los animales que en el de las personas. De hecho, es ya un caso estudiado y verificado que muchos asesinos empezaron su carrera macabra matando o torturando animales.

La educación y el respeto no es algo que se compra ni que nos llega de un día para otro. Es un proceso de aprendizaje que toma tiempo pero que en algún momento hay que iniciar. Creo que ya es hora de que este proceso dé un nuevo paso hacia delante y que la gente entienda que los animales, así como las personas, merecen ser respetadas y tratadas con dignidad.

Si quieren un perro o un gato como animal de compañía y son capaces de comprometerse a conservarlo y cuidarlo mejor adopten un animal que necesita un hogar. Hay muchos animalitos que sólo esperan una familia.

Desde Muyanimal

40 comentarios

  1. Pingback: DEFECITO.COM: Explorando la Ciudad de México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *