Como bailarina y coreógrafa, Tatiana Zugazagoitia celebra los 25 años de existencia del Centro Nacional de Investigación y Documentación de la Danza José Limón (CENIDI Danza), instancia a la que considera el principal resguardo del legado creativo de quienes se han entregado al arte del cuerpo durante décadas.

Aunque su formación en la danza rusa la ha conectado con circuitos artísticos internacionales, la bailarina y coreógrafa Tatiana Zugazagoitia considera que México es una plataforma para los creadores de Iberoamérica. Opina que los creadores tienen la oportunidad de dar a conocer propuestas de vanguardia y contribuir a borrar en el extranjero los clichés que se mantienen sobre nuestras expresiones artísticas.

Zugazagoitia es reconocida en México como una de las bailarinas más destacadas de la técnica rusa Vagánova, además de ser la única mexicana en ganar una beca en la ex Unión Soviética para estudiar en el Kirov Ballet. El próximo martes, la ejecutante ofrecerá algunos extractos de sus obras más conocidas, así como algunos solos dancísticos preparados especialmente para esta ocasión.

Desde hace tres años la bailarina ha recorrido los circuitos internacionales con la producción dancístico-teatral Recuerdos de infancia y un pollo, realizada con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, de la cual es autora y directora.

Sobre el 25 aniversario del CENIDI Danza, dijo que la comunidad dancística de México se ha unido para participar en estas celebraciones que serán realizadas del 14 al 20 de enero en el Palacio de Bellas Artes y en el Centro Nacional de las Artes.

La bailarina participará el próximo martes 15 de enero, a las 20h00, en la función de gala que se realizará en el Teatro de las Artes, como parte de las celebraciones por la fundación de este centro en 1983.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here