Con la presentación de cuatro producciones para niños y jóvenes iniciarán las actividades teatrales del presente año del Instituto Nacional de Bellas Artes. Se trata del estreno en los teatros del Centro Cultural del Bosque de La bola risa, de Aziz Gual, y las reposiciones de Mocasín, de Reynol Pérez Vázquez, bajo la dirección de Sandra Félix; Alphonse, dirigida por Boris Schoemann y Arrullos para los niños despiertos, de Berta Hiriart y Gabriela Huesca.

Así lo informó Ignacio Escárcega, titular de la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes, quien dijo que el teatro no sólo se hace desde el escenario sino que va de la mano de otras actividades: la reflexión, el comentario y la difusión que trascienden del ámbito teatral y se lleva a otros recintos.

Marisa Giménez Cacho, subdirectora del Programa de Teatro para Niños y Jóvenes (antes Centro de Teatro Infantil), que es parte de la Coordinación Nacional de Teatro, afirmó que el teatro para niños en los últimos años ha tendido cada vez más a tener sustancia y propuesta, y fue por ello que decidieron cambiar la designación que tenía este organismo.

En conferencia de prensa en la que previamente los actores de cada una de las piezas escenificaron parte de las tramas, Giménez Cacho comentó que a lo largo de 2008 tendrán igualmente una intensa y continua temporada de estrenos y sorpresas para un público que ya es asiduo a los teatros del Centro Cultural del Bosque.

Respecto a Mocasín, que narra la historia de la familia Todorov y un perro que tiene ese nombre, Sandra Félix informó que la pieza surgió en el taller de Teatro de la Biblioteca de México con el interés de involucrar a los jóvenes en el teatro y con la idea de hacer una pieza que hablara de la familia y sus preocupaciones, como lo es contar con un espacio vital, el amor a los animales y la vejez.

Mocasin (un paisaje búlgaro) estará del 26 de enero al 11 de mayo en el Teatro Orientación. Las funciones serán los sábados y domingos a las 12:30 horas. Participan Heleanne, Fili Morales, Carol Sánchez, Víctor Román y Karina de la Cruz, entre otros. La escenografía, iluminación y sonido son de Juan Carlos Roldán.

También del 26 de enero al 11 de mayo, pero en el Teatro Julio Castillo (sábados y domingos a las 13 horas), se estrenará La bola risa y los polibibis, espectáculo escrito y dirigido por Aziz Gual. La pieza está acompañada con una exposición de pinturas de Aziz Gual porque quiere decirle al público: “Todos tenemos derecho a utilizar los lenguajes artísticos para comunicarnos y expresarnos”. En el montaje participan una orquesta cuyos integrantes llevaron un taller de “sincrobufonía”, con el propio Aziz, para convertirse en actores también.

El espectáculo interactivo de La bola risa acontece en un planeta que tiene ese nombre y narra la historia de un extraterrestre que presenta su mundo de esferas, ideas, magia y risas.

Del 19 de enero al 23 de marzo en la Sala Xavier Villaurrutia (sábados y domingos a las 13 horas), se presentará Arrullos para los niños despiertos, de Berta Hiriart y Gabriela Huesca, con la dirección de Perla Szuchmacher. Gabriela Huesca definió a su obra como una rebanada de hechos cotidianos que han vivido tanto hijos como padres. Trata de la convivencia de una madre con su hija enferma. Ellas van a interactuar con situaciones lúdicas y musicales. Cuenta además con un trabajo audiovisual. El montaje puede ser apreciado por niños de 18 meses de edad.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here