El Gobierno del Distrito Federal (GDF) publica hoy en la Gaceta Oficial el decreto de reformas, adiciones y derogación a la Ley de Protección a la Salud de No fumadores en la Ciudad de México, según informa El Universal. El decreto, según la publicación, entrará en vigor a los 30 días siguientes a los de su publicación en la Gaceta Oficial del Distrito Federal. La Asamblea Legislativa del DF y el Gobierno capitalino desarrollarán una campaña permanente para dar a conocer los derechos y obligaciones que se derivan por la entrada en vigor del presente decreto.

En la Ciudad de México ya no se podrá fumar en restaurantes, oficinas, bares, industrias, cines, escuelas, auditorios y hospitales, salvo que tengan terrazas, según las nuevas reformas a la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores en el Distrito Federal que fueron aprobadas el pasado martes 26 de febrero por la Asamblea Legislativa (ALDF), agrega El Universal.

Fuente: Unafuente

1 Comentario

  1. Derivado de esta noticia me dediqué a buscar información en internet y mi sorpresa es que la búsqueda arrojó leyes aprobadas desde el gobierno de López Obrador y las actuales fueron que publicadas en Marzo de 2008 pues vaya que cuesta trabajo encontrarlas.
    Mi posición es anti tabaco y no porque esté en contra de millones de fumadores, sino por la externalidad negativa que ocasionan a los no fumadores ( entiendánse costos de salud, falta de aire de calidad para laborar con efectividad,con el consecuente dolor de cabeza; reprimir el derecho a saborear un alimento, ya que el sabor se reconoce por la nariz ; y por último el terrible olor que se percibe al viciarse el aire y el enrojecimiento de los ojos)

    Se han hecho escándalos por las disposiciones a restaurantes, bares u centros de entretenimiento ¿ Pero que hay de la vida laboral, donde la gente pasa la tercera parte de sus vidas ¿A quién se va a denunciar? ¿ A un jefe? Bueno esas son cuestiones minuciosas que hay que resolver.

    Fumar forma parte de nustra cultura desde nuestros antepasados precolombinos y es un habito dificil de erradicar, en primer lugar porque es un negocio de miles de millones de dólares y poner etiquetas con la leyenda «Fumar mata» o algo así, poco les importa a quien ya tiene el hábito muy arraigado incluso debemos estar conscientes que las adicciones no se resuelven con buena voluntad ya que el organismo de un fumador pide la nicotina a gritos.
    Yo recuerdo a mi profesor de primer año de primaria fumando y no se diga de los universitarios ¿A quién se le va a cobrar factura por todos los daños causados?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here