tamalesceniza10.JPG

Durante toda esta charla, su nieta Mariana esperaba el momento para entrar en acción. Ella tiene 12 años y al igual que yo lo hice con mi abuelita, le agrada ayudar a la suya a preparar su famoso platillo. Mariana la acompaña todos los martes y entre telenovela y telenovela, le ayuda a envolver los tamales. Labor de por sí entretenida y cansada.

Las HOJAS DE CHAYA se lavan y se secan, y los tamales ya rellenos, se colocan en el centro y se envuelven colocando los extremos opuestos de la hoja doblando hacia el centro, sin que queden huecos por donde la masa se pueda salir en la vaporera, aunque esto suele no pasar si el hueco es insignificante.


tamalesceniza11.JPG

La masa se debe batir, agregando aceite cocinado («quemado» friendo un par de tortillas a que doren), y templado, de poco en poco para permitir que se integre bien a la masa. Se bate hasta que toma «punto», que es cuando la masa ya no se pega en las manos.

Entonces se hacen pelotas o bolas, del tamaño de una de golf, que se aplanan con las manos un poco para poner en el centro los frijoles. Se vuelven a tapar con la misma masa circundante y así quedan rellenas de frijoles, pero hechas de nuevo en forma redonda.

tamalesceniza14.JPG

Todo esto, sin contar la cocción de los frijoles, dura aprox. 4 horas, motivo por el cual, deben ser aún más valorados estos platillos, y todavía, faltaría el tiempo de cocción y reposo, para poderlos vender al día siguiente ya bien firmes pero esponjosos. Estamos hablando que para preparar estos tamales, el proceso dura aprox. 16 a 18 hrs. Aunque pueden consumirse una vez cocidos, muchos se desbaratarán por su suavidad, por eso la Señora Chelo sugiere dejarlos en reposo toda la noche dentro de la olla.
Recién hechos no requieren refrigeración.

Agradezco a Doña Chelo y a su esposo Guadalupe Fermín Vázquez, así como a su nieta Mariana su colaboración, su hospitalidad y más que nada, su receta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here