Desde hace unos años, la joven dramaturgia mexicana puso en la mira y el escenario los temas relevantes de las sociedades de fin de siglo. El parking place del deseo, obra ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Joven “Gerardo Mancebo del Castillo” en su edición 2006, aborda el tema del terrorismo. Escrita y dirigida por Guillermo León, la historia tiene como guías una historia de amor y una pregunta: ¿Qué pasaría si un terrorista encontrara al amor de su vida minutos antes de perpetrar un atentado?

A decir del actor Ianis Guerrero, quien interpreta a un inmigrante musulmán en el montaje, el asunto del terrorismo, que parece alejado de la realidad mexicana, no lo está tanto. Al texto subyace un asunto real que puede ser entendido por todos: la posibilidad de ser agredido y la respuesta que existirá a esa agresión.

Sophie Alexander Katz, la contraparte femenina en esta historia de amor finisecular, externa, por su parte, una inquietud personal por descubrir textos de dramaturgos contemporáneos mexicanos como éste. En su opinión, El parking place del deseo es una de esas obras cargadas de poesía y, simultáneamente, de la acidez propia de los tiempos actuales.

En la trama, Alí, un pretendido terrorista, debe tomar un vuelo y dirigirse a cumplir su misión. En la espera de su conexión debe permanecer un día entero en su ciudad natal, a la cual no ha visitado en varios años. Se reencuentra ahí a quien fue su amante en otro tiempo, pero que ahora lo ha olvidado. Tras el encuentro, sobreviene una catástrofe en la ciudad.

El autor y director de la obra asegura que no está interesado en hacer un análisis sociológico del terrorismo, ni tomar postura moral al respecto, sino en explorar el inconsciente colectivo de una generación que se ha acostumbrado a esperar el fin de siglo cada verano.

En palabras de Guillermo León, “el desencanto ante la anulación de la catástrofe no se plantea como una morbosa actitud destructiva, sino como el vacío en un mundo sin héroes donde todo el carisma ha sido rutinizado”.

La llegada a escena de El parking place del deseo, una de las cuatro obras incluidas en el tomo Teatro de La Gruta VII, editado por el Fondo Editorial Tierra Adentro, es uno de los estímulos que forma parte del Premio Gerardo Mancebo del Castillo, que cuenta además con un monto de 50 mil pesos para el ganador.

Antonio Crestani, director del Centro Cultural Helénico, donde la obra comenzará su temporada el 12 de mayo, adelantó que la séptima edición del premio incrementará el monto de su premio con la finalidad de que pueda estar al nivel de otros premios nacionales de dramaturgia.

El parking place del deseo es una producción de la compañía Teatro del Viento, misma que ha tenido ya dos residencias de creación en Francia y la presentación de cuatro de sus trabajos en espacios como L’Espace 44 de Lyon y el Teatro Gerard Phillipe de Saint-Jean de Maurienne. La obra permanecerá en temporada del 12 de mayo al 21 de julio en el Foro La Gruta, del Centro Cultural Helénico, todos los lunes a las 20:30 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here