El alcoholismo al volante es un verdadero problema de salud y seguridad pública de esta de por si caótica Ciudad de México. Para tratar de limitar los estragos provocados por aquellos que todavía toman el volante completamente ebrios, las autoridades planean endurecer las sanciones hacia estos conductores irresponsables.

Esta es la nota publicada por el periódico Excélsior:

En el DF se endurecerán las sanciones para los automovilistas que conduzcan en estado de ebriedad. Sí lo hace en tres ocasiones, la licencia será cancelada definitivamente.

Independientemente de lo establecido en otros ordenamientos, se suspenderá la licencia o permiso de conducir cuando su titular sea sancionado por manjar un vehículo automotor bajos los efectos del alcohol, de acuerdo con el dictamen aprobado este viernes por la Comisión de Transporte de la Asamblea Legislativa, que modifica la Ley de Transporte y vialidad del DF.

En éste se especifica que la primera vez que se cometa esta infracción, el documento estará suspendido por un año y el responsable deberá además someterse a un tratamiento de combate a las adiciones para su rehabilitación en una institución especializada, ya sea pública o privada.

En caso de que cometa la misma infracción por tercera vez, entonces se le cancelará definitivamente la licencia.

Fuente: Excélsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here