Shoah en la Cineteca Nacional

Durante 11 años, Claude Lanzmann buscó a víctimas de la barbarie en campos de exterminio como Treblinka, Auschwitz y Sobibor. De las entrevistas a sobrevivientes, testigos y ex nazis, emerge un terrible retrato del genocidio cometido por los nazis, en el filme Shoah (Francia, 1985), de Claude Lanzmann.

El largometraje de casi diez horas de duración se proyectará en exclusiva en la Cineteca Nacional, en tres únicas funciones –divididas en dos partes cada una– del sábado 24 al viernes 30 de mayo (a excepción del lunes 26) a las 18h00 horas en la Sala 3, Fernando de Fuentes.

La primera parte se presentará el sábado 24, el martes 27 y el jueves 29; y la segunda, el domingo 25, el miércoles 28 y el viernes 30. La cinta se presenta en el marco del 63 aniversario de la conmemoración del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Como lo afirma Ángel Fernández-Santos en su texto publicado en el diario español El País, el propio Lanzmann «acepta la división de la contemplación de Shoah en dos mitades de alrededor de cinco horas, pues así la memoria puede mantener un tenso hilo de continuidad que deje asistir al desvelamiento del enigma de la unidad formal de esta inmensa y genial obra, cuya energía sólo sé explicar como un milagro de acoplamiento entre la materia que se narra y el lenguaje narrador».

A decir del autor de este artículo, no hay otra forma de ver Shoah que la continuidad, la contemplación vivida como una disciplina moral enlazada con lo que expulsa la pantalla.

«Porque Shoah es una pudorosa indagación dentro de la sustancia indescifrable e inabarcable del silencio mortal del Holocausto, con mayúscula, un silencio que está en ella, materialmente en ella, y da forma a su secuencia», concluye Fernández-Santos.

Cineteca Nacional

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *