La versión remasterizada de Berlín Alexanderplatz (RFA-Italia, 1980), de Fassbinder, será exhibida en su totalidad por primera vez en México, tras su estreno en el Festival Internacional de Cine de Berlín, hace dos años. Los 14 capítulos que integran la serie serán proyectados en la Sala 4, Arcady Boytler, de la Cineteca Nacional (únicamente dos veces cada uno) del martes 3 al domingo 15 de junio.

Berlin Alexanderplatz, escrita por el médico, novelista y dramaturgo Alfred Döblin en 1929, se considera una de las primeras novelas modernas por muchos aspectos: la ruptura del carácter tradicional del héroe y de la estructura cronológica del relato, la combinación de diversos esquemas narrativos (monólogos interiores, diálogos directos, personajes con distintos niveles de lenguaje y puntos de vista, uso del habla coloquial) y sobre todo, por el constante uso del collage intertextual (mezclando textos de canciones, titulares de los periódicos o transcripciones de sonidos, gritos callejeros). La historia se sitúa en un barrio de clase obrera en el Berlín de los años 20, y empieza con la salida de la cárcel de Franz Biberkopf. Döblin describe su lucha y su desdicha al intentar buscar por el submundo de Berlín un futuro y su intención de convertirse en un “hombre nuevo».

Las andanzas de Franz Biberkopf en el bajo mundo berlinés de la República de Weimar constituyen un reflejo del atroz viaje de la propia Alemania durante el periodo de entreguerras. Fassbinder traslada las técnicas narrativas de Döblin a imágenes mediante la inserción de monólogos interiores, tablas estadísticas, anécdotas digresivas y extractos literarios, incluidos varios pertenecientes a la novela original.

Berlín Alexanderplatz se convirtió, tras 154 días de rodaje, en el proyecto más caro de la televisión alemana (12.5 millones de marcos). Fassbinder recreó dicha época en los estudios, reutilizando un set callejero construido para El huevo de la serpiente de Ingmar Bergman. Asimismo, contrató al joven fotógrafo Xaver Schwarzenberger gracias a su habilidad para trabajar rápido y bajo presión. A pesar de las prisas, Schwarzenberger consiguió capturar el sórdido submundo berlinés con una especie de lujoso glamour nostálgico. Director y fotógrafo continuaron trabajando juntos hasta la muerte de Fassbinder. La post-producción se llevó otros tres meses: todo un récord para un cineasta cuyo esquema de rodaje más largo hasta ese entonces había sido de 36 días.

La serie de televisión está dividida en 13 capítulos y el célebre epílogo, con una duración total de 15 horas y 39 minutos. Para digitalizarla, se restauraron los negativos originales de 16 milímetros y se realizó una copia en 35 milímetros. Se trata del proyecto más ambicioso de la Fundación Rainer Werner Fassbinder, mismo que ve la luz después de seis años de trabajos. La serie original creó una gran controversia en Alemania cuando la televisión pública la emitió por primera vez en 1980, debido a su violencia y escenas de sexo. La programación de los episodios puede consultarse en el sitio de internet de la Cineteca Nacional (www.cinetecanacional.net).

Cineteca Nacional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here