La Caja del Tiempo, encontrada el año pasado en la torre oriente de la Catedral Metropolitana y cuya antigüedad se remonta a más de 200 años, será reemplazada por otra con objetos contemporáneos que representen el sentir de los mexicanos en los albores del siglo XXI.

La nueva Caja del Tiempo será depositada en el interior de la esfera que remata la torre oriente del edificio catedralicio, para conmemorar su reciente restauración y dejar un testimonio de la misma a las futuras generaciones de mexicanos.

La urna, que será depositada en la torre para la posteridad, sustituirá a la caja conmemorativa colocada por el arquitecto José Damián Ortiz de Castro, tras la construcción de las torres de la Catedral en 1791.

Para asegurar la preservación de los objetos que guardará en su interior, la Caja del Tiempo, de 24.5 cm de largo, 17 cm de ancho y 12.5 de altura, fue construida en acero inoxidable bruñido con catorce tornillos de seguridad. Como un símbolo de identidad nacional, el escudo de los Estados Unidos Mexicanos está grabado en una de sus caras.

En memoria de los testimonios materiales y gráficos encontrados en la caja antigua, se han preparado ya otros objetos contemporáneos similares con valor artístico y algunos mensajes escritos que serán dados a conocer el día de la ceremonia.

Conaculta
Foto: INAH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here