El hombre que sólo sabía amar, coreografía interpretada por la Compañía de Danza Contemporánea Vicente Silva Sanjinés, se presentará en una breve temporada, que tendrá como escenario al majestuoso Teatro de la Ciudad, del Centro Histórico a partir del domingo 10 de agosto. La entrada será libre y permitirá que el público infantil y adulto pueda admirar este espectáculo, que ha sido considerado por la crítica especializada como uno de los más importantes de los últimos años, en el difícil arte de la danza dirigida a los niños.

El hombre que sólo sabía amar es un espectáculo infantil diferente, donde personajes singulares son los protagonistas de una coreografía cuyo tono lúdico se encamina por el registro de las emociones, de la melancolía a una intensa vitalidad. Sus imágenes son hermosas, llegan con naturalidad a la poesía del movimiento, su fuerza evocativa resalta que en la creación la realidad y el sueño son una misma cosa, que éstos asaltan con su entrañable belleza la vida cotidiana.

La crítica especializada ha señalado que la coreografía de Vicente Silva Sanjinés está «hecha con inteligencia y sensibilidad artística y que pueden disfrutar los niños de este país, amén de que se puede recomendar a los padres con mente abierta y con ganas de que sus hijos no vean las historias chabacanas y simplonas que pululan por todas partes.»

«Este trabajo nos muestra que el pensar en los niños como seres inteligentes, capaces de procesar los símbolos artísticos, para darles una interpretación acorde con su realidad, además de calidad conceptual e interpretativa, es lo menos que se les puede ofrecer».

«Los bailarines acuden al hecho escénico como seres polimórficos y no le dan ninguna concesión a los personajes y situaciones estrambóticas, surgiendo como apariciones inefables y etéreas que elevan a la cúspide sensual, para después observar cómo se transforman con la velocidad de la vida en la ciudad».

La historia es sencilla y entrañable: «Hace poco tiempo, pero muy poco tiempo en realidad, apenas ayer y en un lugar cercano, tan cercano como tus manos, vivió un hombre que se llamó a sí mismo El hombre que sólo sabía amar, pero tenía un pequeño problema, pequeño, porque en ese lugar nada era grande y nada era mediano, de otra manera no cabía. Nada estaba encima de algo y todo estaba encima de nada, porque todo estaba en su lugar. Pero él no tenía a quien amar».

Vicente Silva Sanjinés es uno de los coreógrafos más importantes de la danza contemporánea mexicana. Ha sido reconocido internacionalmente, su osadía y calidad ha dado muchos de los mejores momentos para el arte de Terpsícore en México.

Las funciones de El hombre que sólo sabía amar se llevarán a cabo los domingos 10, 17 y 24 de agosto, a las 13h00 en el espacio ubicado en Donceles 36.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here