El Color de Bolivia

La exposición El Color de Bolivia estará abierta al público a partir del 12 de agosto en la Galería Tonalli del Centro Cultural Ollin Yoliztli.

La muestra se conforma con pinturas de artistas bolivianos que radican en la Cd. de México o que vivieron en esta ciudad. También colaboran artistas radicandos en Bolivia y Europa, pero todos tienen en común, que alguna vez han vivido en México.

La muestra representa las regiones de Bolivia con imágenes del altiplano, del trópico y de la selva, así como las zonas templadas de esta región.

La estética y la técnica que se podrá apreciar en “El color de Bolivia”, es variada, va desde la acuarela, óleo, acrílico, hasta la técnica mixta.

El tema principal y eje rector de “El color de Bolivia”, es el interés y la polémica de la hoja de “coca”. Los artistas retoman el tema en su dimensión tradicional y de acuerdo a los usos y costumbres, ya que en Bolivia “la coca” es un producto natural de sustento y consumo cotidiano (en dulces, medicina, energética) en las zonas templadas.

“El color de Bolivia”, es una exposición colectiva que responde a las expresiones cromáticas de que Bolivia siga unida y que no se produzca ninguna fisura. En ella participan artistas como Freddy Murillo (cochabambino); Vanesa Salamanca que toca temas femeninos europeos y bolivianos como íconos; José Rodríguez (cochabambino) acuarelista destacado que trabaja el tema de las tradiciones en pueblos y personajes, es un artista crítico de la modernidad que destruye y recata los valores vernáculos del hábitat, así como de las costumbres, y les incorpora símbolos andinos y de los valles bolivianos; Gonzalo Torrico radicado en el D.F. es un artista importante y ganador de varios premios, maneja dimensiones de la tradición indígena y temas relacionados con la política, así como temas mexicanos (marchas zapatistas, sida, tradicionales mexicanos); Gian Carla Muñoz y Sonia Rivera, trabajan en pro de los derechos de las mujeres y de los niños; Julio Casanova, radicado en Suecia es hiperrealista y tiene la cualidad de “retratar” la naturaleza del trópico; Hans Hoffmann, es acuarelista del retrato surrealista de los personajes ilustres o cotidianos de la literatura y de personajes anónimos; Iván Castellón, es un sociólogo, y trabaja ciudades semifigurativas a través de la geometrización; y por último, José Guillén radicado en Cuernavaca, que se inclina por el trabajo hiperrealista.

Comunicado Centro Cultural Ollin Yoliztli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *