Publicidad de los alimentos


“la mayoría de productos que proponen la publicidad emitida son ricos en grasa, azúcar o sal”.

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) destaca sobre todo la cantidad de anuncios que promueve un tipo de alimentación desequilibrada y poco sana.

La publicidad siempre ha sido un arma de doble filo, ya que por una parte nos permite estar enterados de lo que el mercado en general lanza en materia de productos y muchas veces nos ayuda ha promover ideas y pensamientos de forma creativa, también puede resultar en perjuicio de nuestra salud, hablando específicamente de la publicidad en materia de alimentación.

Si bien es cierto que los anuncios que promueven la compra y el consumo de alimentos ha cambiado un poco la forma de plasmar sus mensajes, no han dejado de ser lo que son, “comerciales tratando de vender algo”.

En los últimos años hemos visto de manera dramática el deterioro de nuestra salud hablando en términos de nuestra alimentación, poco a poco nos hemos ido convirtiendo en el país número 1 en cuestión de enfermedades consecuencia de los malos hábitos alimenticios, como son: la obesidad, la diabetes, la hipertensión y todas aquellas enfermedades cardiacas que se complican por una mala alimentación.

¿Qué tanto ha influido la publicidad en esto?, considero que mucho ya que por un comercial que te habla sobre cierto producto que es bueno para tu salud, salen de 3 a 5 comerciales más vendiéndote productos que a la larga pueden deteriorar tu salud, como es el caso de refrescos, frituras, alimentos sumamente procesados, que por ahorrarte tiempo para cocinarlos, te proporcionan una gran cantidad de conservadores y químicos que definitivamente no son buenos para tu salud.

Otro problema con la publicidad es que no sólo te quiere promover un producto, sino un estilo de vida, de tal forma que si tomas tal bebida serás un mejor deportista o si consumes tal cereal serás popular y talentoso, aunque ahora empresas como Bimbo y Kellog´s han tratado de hacer mas énfasis en cuidar la salud que la apariencia seguimos viendo comerciales con modelos delgadísimas, que distan mucho de parecer saludables, y esto crea una gran confusión en la mente de los consumidores pues se comienza a ligar la delgadez con la salud, y si bien es cierto que el mantener un peso saludable te evita enfermedades y te hace sentir y ver bien, no debemos llegar a los extremos, esto hace que muchos niños y adolescentes se hagan una imagen falsa de lo que representa estar saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *