La jornada del muerto vista por los ojos de la esposa del ranchero de Annabel Livermore



Annabel Livermore radica desde hace 30 años en El Paso, Texas. Trabajó en Nueva York como bibliotecaria hasta que a finales de los años 70 se retiró para pintar. En su imaginario plástico encontramos desde escenas de la vida religiosa hasta alusiones sobre la vida nocturna de Ciudad Juárez, Chihuahua.

El título de la exposición La Jornada del Muerto vista por los ojos de la esposa del ranchero, que consta de 26 óleos, debe su nombre a un vasto valle desértico en el sur de Nuevo México, donde Annabel Livermore realizó una serie de diez obras -bautizada con el mismo nombre-, y a los viajes que la ranchera, dueña de la cabaña en la que se hospedó la artista, debe realizar para ir al pueblo más cercano en busca de víveres.

Se trata de paisajes que evocan periodos de reflexión durante los cuales sólo eso puede hacerse. Cuando se transita tan a menudo por un largo paraje desértico como el de la Jornada del Muerto es probable que la muerte ocupe nuestra mente, aunque la forma de profundizar sea distinta para cada quien.

Bajo esa premisa la artista nombra, con cierta ambigüedad, esta serie: es lo que cree que los ojos de su amiga pudieron ver o imaginar durante estos largos trayectos; también podría ser tan sólo el paisaje que contempló en algún atardecer durante su retiro creativo en esa cabaña, o simplemente esa visión eclesiástica de lo cotidiano que hace de su pintura algo tan peculiar.

La Jornada del Muerto vista por los ojos de la esposa del ranchero, de Annabel Livermore estará abierta al público del 20 de Agosto al 26 de Octubre en el Museo de Arte Carrillo Gil se encuentra ubicado en Av. Revolución 1608, San Ángel, al sur de la Ciudad de México.

Conaculta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *