Changos y poetas es un proyecto transdisciplinario que busca generar una matriz de encuentro de varios factores. En principio, su mensaje esencial es que empecemos a pensar en el Mundo que habitamos y, no sólo eso, sino que, además de pensar, empecemos a pensar bien. El buen pensamiento lleva a acciones concretas.

Los monos son el animal más cercano a nivel de DNA al hombre, por lo que debería ser el animal mejor cuidado por el hombre. Sin embargo, cercano o no, todas las especies de animales y plantas forman un equilibrio de sistema: un sistema de vida. Es imperativo que la ética humana entienda que «el sistema» es algo más allá del «sistema económico».

El sistema económico en este país solamente deja afuera a 55 millones de personas. ¿Qué estamos protegiendo? ¿La posibilidad de un futuro económico? A nivel global, nuevamente, hay más países en la franja del tercer mundo que comercializan sus recursos naturales, venden su gente, sus tierras, su petróleo, todo barato; pero que al terminarse esos recursos, se vuelve a una pobreza y hambruna todavía peor. No se puede esperar que el futuro sea la miserabilidad de la mayoría del mundo.

Changos y poetas es un proyecto en busca de un discurso. Es un intento de acción en busca de palabras. Se le ha pedido a cada poeta que le preste sus palabras a un mono. Changos y poetas exploran si el silencio del mono es quizás porque no tiene nada que decir. También explora si el hombre que descubre el hueso o el fuego como herramienta, puede hacer algo con la palabra. No sirve para nada ser un mono de palabras si uno no la sabe utilizar. Quiza el hombre no pertenece al mundo ni a la palabra. El hecho de tener un lenguaje no le ha servido al hombre para mucho. En realidad se esté comiendo el mundo y trata de matar toda la vida. ¿Dónde está¡ el discurso de la humanidad?

Quedan solamente 66 años de árboles, 15 años de petróleo y no tenemos un modo alternativo de vida. Las premisas falsas también generan cosas interesantes. Solamente hay que escoger a uno de los sofistas o escoger las distintas religiones que no creas a partir de cualquiera de sus cismas. Cada día tenemos menos glaciares, menos selva, más desierto, más deuda en Dólares, más hoyos de Ozono, menos antártica.

Los changos son el ADN más evolucionado del mundo del silencio, el poeta la posibilidad de discurso del ADN de la palabra. Si la vida sobre el planeta es solamente DNA, no hay problema, siempre habrá la esperanza de un coacervado.

La exposición Changos y Poetas esta accesible al público en el café Segafredo ubicado en la calle de Alejandro Dumas 71, colonia Polanco de la Ciudad de México.

Comunicado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here