Realizado con la colaboración del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Goethe, el festival No se quedan cortos II presentará 27 obras que ofrecen una visión general sobre la producción y evolución del cortometraje alemán de los últimos años, las cuales serán proyectadas del 1 al 5 de diciembre en la Biblioteca de México.

La muestra cinematográfica está conformada por cuatro ejes temáticos: Tú y yo, Jóvenes y viejos, ¿Me largo o me quedo? y Horizontes.

El amor, temática obligada en un programa de cortometrajes, es abordada en Tú y yo, en el que se incluyen los cortos Cuerpos Extraños, Seguir así, Annaottoanna, Mis padres y Tengo que irme.

Jóvenes y viejos se centra en la convivencia generacional con sus retos y momentos de felicidad. Las obras que lo integran son: Actualmente muerto, El gran inventor de Gregor, Conversaciones, Frágil, Embarazadísima, El escolar, y una nueva versión del clásico literario El corazón delator, del escritor estadounidense Edgar Allan Poe.

El programa ¿Me largo o me quedo? aborda el lado oscuro de la vida en Alemania. Entre las cintas que lo integran se encuentran Dinero suelto, El conejito en su madriguera, ¡Me largo!, No pasa nada, El día en que Winston Ngakambe llegó a Kiel, Björn o las trabas administrativas y ¡Genial!

En los últimos años, los jóvenes realizadores han explorado nuevos caminos, han puesto en tela de juicio las fronteras clásicas existentes entre documental y película. Son estos elementos los que hacen del programa temático de Horizontes toda una revelación.

Así, la apreciación de cortos como Finow, Documental sobre la reconstrucción de los expedientes de la Stasi, Mongolia por dentro y por fuera, Howrah Howrah, Un miércoles noche en Tokio, Libre elección, Apuntes para hacer memoria y La película del cielo, dependerá en gran medida de la perspectiva y del origen de los espectadores.

Entre los directores de cortos que participan en el festival se encuentran Anke Limprecht, Katja Pratschke, Sebastian Winkels, Thomas Wendrich, Marc Malze y Piotr Lewandowski.

Hace 100 años todos los filmes se realizaban como cortometrajes. Los cortos alemanes ocupan desde hace muchos años los primeros lugares a nivel internacional, a pesar de que han sido relegados de las salas de cine convencionales.

Por ello, en 2002 se creó la Asociación Alemana de Cortometraje a la que se han aunado los festivales de cine, las escuelas superiores y otras instituciones con el fin de reforzar la presencia pública del cortometraje.

De esta forma, se ejerce un trabajo de presión en el campo político-cinematográfico, además de actuar como centro de servicios para realizadores.

Los festivales de cine representan la plataforma central para el cortometraje, entre los más importantes de Alemania se encuentran: las Jornadas Internacionales de Cortometrajes de Oberhausen, el Festival Internacional de Cortometrajes de Berlín, el Festival Internacional de Cortometrajes de Hamburgo, Filmfest Dresden, la Semana del Cortometraje de Ratisbona y short cuts cologne de Colonia.

Conaculta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here