Kellogs, Nestlé, Bimbo, Burger King y Cadbury Adams fueron las empresas reconocidas por El Poder del Consumidor en la I Entrega de Premios a los Mejores Anuncios por Engañar y Manipular a la Infancia.

Los anuncios nominados fueron presentados en cuatro categorías:
I. Uso del regalo para generar la demanda (fastidio-“nag factor”) del menor por el producto. La mayor técnica desarrollada para manipular la demanda del producto. Estos anuncios promueven más el regalo que el producto.
a. Foot Loops de Kellog´s : regalo frutibingo.
b. Burger King: regalo juegos de la Pantera Rosa.
c. Marinela de Bimbo: regalo personajes de Cartoon Networks.
d. Nesquick de Nestlé: regalo juegos en CDs.

II. Desarrollo de cualidades físicas con el consumo del producto. Sugieren que los niños al consumir el producto adquieren cualidades físicas sobresalientes.
a. Choco Krispis de Kellog´s: sugiriendo que creces grande y fuerte.
b. Zucaritas de kellog´s: sugiriendo que te da energía para ganar.

III. Ubicar el producto del lado del menor contra los adultos o la sociedad.
a. Crunch de Nestlé: desaparece a quien te molesta.
b. Bubaloo de Cadbury Adams: “tranquilo con Bubaloo no pasa nada”.
IV. Vincular el producto a la aventura. El consumo del producto se vuelve sinónimo de aventura y diversión.
Choco Krispis de Kellog´s : ayuda a encontrar los Choco Krispis
Karamelada Pop de Barcel- Bimbo: aventura con un vampiro

Las categorías seleccionadas son reconocidas por las empresas procesadoras de alimentos como formas de engaño y manipulación de los niños en códigos de autoregulación de la publicidad firmadas por grandes empresas en diversos países.

Se establecieron dos reconocimientos especiales: al legislador y al organismo empresarial más destacados en la defensa de la publicidad que engaña y manipula a los niños dañando sus hábitos alimentarios. El Diputado Ector Ramírez Barba, Presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, fue seleccionado por su defensa de este tipo de publicidad al señalar que los malos hábitos alimentarios son responsabilidad exclusiva de los padres y no de la publicidad multimillonaria que bombardea a los niños. El grupo empresarial seleccionado, sin ningún competidor que se le acercara, fue Conméxico, que agrupa a las principales empresas procesadoras de alimentos y bebidas, por haber bloqueado todo tipo de legislación federal que regulara la publicidad de comida chatarra en defensa de la salud de la infancia mexicana.

“En las 4 categorías no se pudo llegar a determinar los anuncios que engañaban más o manipulaban más a los niños. El jurado no pudo establecer la diferencia entre un engaño menor y uno mayor, una manipulación leve y una grave, considerando, en principio, que el engaño y la manipulación no se dan a medias, son o no son. Se decidió que todos los anuncios nominados recibieran un reconocimiento por engañar y manipular a la infancia de nuestro país. Estos anuncios no son todos los que están siendo trasmitidos pero si representan un ejemplo de la conducta antiética que desarrollan las empresas para llevar a los niños a la demanda del producto y al deterioro de sus hábitos alimentarios”. señaló Alejandro Calvillo , director de El Poder del Consumidor.

“A las estrategias de manipulación y engaño de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia hay que agregar que los productos promocionados, en su mayoría, contienen altas concentraciones de una sustancia comprobadamente adictiva: el azúcar. La adicción a la azúcar ha sido demostrada en estudios científicos recientes y es una de las causas principales de los mayores problemas de salud pública que se viven en México”, comentó Guiomar Melgar, asesora en ingeniería de alimentos de EPC.

Los reconocimientos se otorgaron en el marco del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores y de la campaña que realizan más de 200 organizaciones de consumidores en el mundo agrupadas en la federación Consumers International (CI) que dedica este día a la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia. EPC, como parte de CI, participó en la elaboración del código de publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia que fue presentado por CI y la International Obesity Task Force , ante la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS tiene el mandato de acordar un código internacional en esta materia ya que el organismo ha reconocido que este tipo de publicidad es uno de los elementos que ha alterado los hábitos alimentarios de la infancia. Las organizaciones de consumidores de todo el mundo están demandando la prohibición de todo tipo de publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia.

Comunicado de El Poder del Consumidor

3 Comentarios

  1. «Nutritivos y Ojetes!»

    Esa es la leyenda que deberian de traer en letras grandes las cajas de los productos Kellog’s; y de algunas otras marcas, por tratar de engañar a la gente y no decir las cosas como son.

    Muy buen Post, desconocia la existencia de Organizaciones que realmente se preocuparan por esta problematica; y que se den la oportunidad de usar el Sarcasmo para denunciar a este tipo de Empresas es Genial..ja ja ja!.

    DEFECITO…Rifa!
    …Nunca salgan de la Web.
    …Suerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here