nosolnimuerte

Como parte del segundo programa de la Compañía Nacional de Teatro para 2009, se presenta en el Teatro de las Artes la obra Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente, de Wadji Mouawad, traducida por Esther Seligson y dirigida por Rolf y Heidi Abderhalden.

La puesta en escena se divide en tres relatos: Cadmo, Layo y Edipo; cada uno de los cuales se contextualiza en diferentes décadas entre 1970 hasta nuestros días.

Integran el elenco de esta obra Arturo Beristáin, Diego Jáuregui, Marco García, Farnesio de Bernal, Angelina Peláez, Emma Dib, Julieta Egurrola, Luisa Huertas, Marta Verduzco, Adriana Roel, Rosenda Monteros, Verónica Langer, Óscar Narváez, Arturo Reyes e Ismael Carrasco.

En el equipo actoral también se encuentra el niño Joel Figueroa, cuya esencia transita en las tres piezas y con tono melancólico resume: “ya yacen para siempre los dioses, desmembrados, degollados, desollados”.

La escenografía está a cargo de Pierre Henri Magnin. El vestuario es de Elizabeth Abderhalden, quien resalta los cambios de época en cada uno de los fragmentos de la obra con vestuarios que van desde la psicodelia, hasta los trajes formales contemporáneos.

El montaje, de Rolf y Heidi Abderhalden explota –entre sonidos de bombas y metralletas– una estética visual dentro de la destrucción. Además el actor Hugo Arrevillaga, director de algunas de las obras de Mouawad en nuestro país, fungió como asistente de dirección.

Viaje teatral por la ciudad de Beirut, la puesta en escena utiliza música electrónica creada especialmente por Juan Ernesto Díaz y un video de Pablo Ramírez.

La obra Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente se presentará hasta el 5 de abril los miércoles, jueves y viernes, a las 20h00, los sábados, a las 19h00, y los domingos, a las 18h00, en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes, ubicado en Río Churubusco 79, esquina con Calzada de Tlalpan.

Conaculta

2 Comentarios

  1. No entendí nada de nada. Es la primera vez que veo teatro y creo que la última, al menos de ese grupo.No entendí de qué hablaban porque había tanta cosa en el escenario y por momentos tuve la sensación de estar ante una telenovela, pero creo que las telenovelas son más divertidas. Lamento haber gastado mi dinero en esto, pero entiendo por que mucha gente no va al teatro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here