Termina restauración del órgano de la Catedral Metropolitana del DF

organocatedral

Ya están por terminar los trabajos de restauración del órgano de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México. Después de las obras de restauración de la propia catedrál a lo largo de lso últimos años, faltaba el órgano que es de alguna manera al corazón de esta catedral.

Con más de 3 mil 600 flautas y aproximadamente 6 mil variaciones sonoras, el órgano del Evangelio de la Catedral Metropolitana será afinado durante las madrugadas de abril y mayo, como parte de la etapa final de los trabajos de restauración iniciados a principios de 2007.

Los trabajos de restauración ascienden a 15 millones de pesos y han devuelto la majestuosidad original tanto al mueble, rico en ornamentos, esculturas y motivos litúrgicos, así como al complejo sistema musical, cuya afinación en las próximas semanas marcará el final de las obras, que serán celebradas con un primer concierto inaugural en el mes de junio.

El órgano fue diseñado en 1735 por el artesano José de Nazarre, quien se basó en los modelos de la Catedral de Valencia, España, que fueron dados a conocer en su época por los discípulos de fray José de Echevarría. A lo largo de 18 meses de trabajo se protegieron múltiples secciones y se embalaron numerosas piezas para trasladarlas al taller en Barcelona, donde se restauraron en un espacio climatizado para maderas.

Durante la madrugada en la Catedral, cuando ya no hay ruido ni ceremonias litúrgicas. Este horario es el ideal para encontrar la afinación adecuada gracias al silencio. La plaza del Zócalo es muy bulliciosa, llena de vida, por lo que es imposible hacerlo durante el día.

Se restauraron las esculturas de ángeles y se les colocó los instrumentos que ostentaban originalmente con base en una amplia investigación. Además, siguiendo la teorías de restauración, se utilizaron materiales del mismo tipo a los empleados en el siglo XVII como una manera de respeto al instrumento y para que perdure por muchas generaciones más.

Con información del Conaculta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *