Esta es seguramente una buena noticia para la comunidad cubana, tanto la exiliada como la que ha permanecido, nacido y crecido en la isla desde la llegada al poder de Fidel Castro en 1959.

El gobierno norteamericano de Barack Obama ha decidido flexibilizar el embargo sobre la isla permitiendo a los cubanoamericanos viajar a Cuba y realizar transferencias financieras a familiares residentes ahi. Esperemos que este sea un primer paso hacia la normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados-Unidos cuyo nuevo presidente Obama parece querer establecer una política exterior algo más sensata e inteligente que su ilustre y nefasto antecesor.

Recordemos que este último país ha impuesto un embargo total al Cuba desde hace décadas. Sin embargo en el mismo periodo ha realizado jugosos intercambios comerciales con una infinidad de otras dictaduras y regimenes sangrientos, empezando por China que no es particularmente un país democrático ni muy respetuoso que digamos de la libertad individual.

Esto del embargo a Cuba ha sido sin duda otra de las incoherencias de la política exterior norteamericana que ciertamente no ha beneficiado a nadie. Es mas, se ha revelado perfectamente contra producente para la apertura política del país.

Un primer paso, ciertamente pequeño, pero en la buena dirección…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here