Las autoridades del Distrito Federal han anunciado su decisión de ordenar el cierre de todos los restaurantes, fondas, cocinas económicas y demás lugares donde se venda y se pueda consumir alimentos.

Esta medida no significa en realidad un cierre completo de todos los comercios de comida ya que estará permitida la venta para llevar y el servicio a domicilio de los alimentos.

Se estima que serán por lo menos unos 25 mil establecimientos los que tendrán que cerrar o modificar sus modalidades de venta de alimentos. Los establecimientos que no respeten estas nuevas normas serán multados y podrán ser clausurados.

No se ha dado a conocer cuanto tiempo podría durar esta medida. Sin embargo por obvias razones económicas la inmensa mayoría de los negocios no podrá resistir mas de unos días sin abrir.

Leer más sobre la epidemia de influenza en México AQUI.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here